Marcan con geolocalizadores al vencejo común en Madrid

La Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife coloca estos dispositivos para conocer la emigración de esta ave viajera

Setenta días y más de 9.200 kilómetros emplea esta pequeña ave en llegar a su punto de destino africano para pasar el invierno

sociedad

| 26.05.2017 - 13:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife ha realizado este viernes un nuevo marcaje con geolocalizadores a algunos ejemplares de vencejos comunes y ha organizado la recaptura de algunos que fueron marcados en los años anteriores.

Lo ha realizado en el Palacio de Goyeneche de Nuevo Baztán para conocer el periplo que recorren algunos vencejos comunes nacidos en Madrid, concretamente en esta localidad de Nuevo Baztán. En los últimos años, y gracias a estos marcajes, se ha podido conocer que los vencejos recorren Marruecos, Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Uganda.

Gracias al trabajo de SEO/BirdLife se ha sabido que el vencejo común emplea en torno a setenta días y 9.200 kilómetros en llegar a su punto de destino africano para pasar el invierno.

El vencejo común es un ave muy singular, que no para de volar ni para dormir y sólo reposa para incubar y alimentar a los pollos, cuya migración es aún un misterio. Estos pájaros a finales de julio comienzan a abandonar sus nidos para marcharse hacia África. En 2012 SEO/BirdLife comenzó a marcar vencejos con el fin de poder estudiar su migración.

El vencejo común, junto con otras aves como el avión común y la golondrina común, son especies en franco declive por causas como la degradación de sus hábitats, el uso masivo de pesticidas o la dificultad para encontrar huecos donde anidar.

Para poder seguir los movimientos y migración de un ave tan pequeña (unos 40 gramos de peso) es preciso emplear aparatos de seguimiento remoto de tan solo 0,6 gramos de peso. Estos geolocalizadores registran el nivel de luz en el lugar donde se encuentran y son capaces de proporcionar las coordenadas del lugar en donde se encontraba el ave en cada momento.