Lucha de titanes en la Feria E3 con las nuevas PlayStation 4 y Xbox One

Xbox One se venderá en noviembre en 21 países y en Europa costará 499 Euros

La nueva Play Station costará 399 euros y permitirá el intercambio de juegos

(Archivo)

sociedad

| 11.06.2013 - 11:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Sony ha anunciado que su nueva consola PlayStation 4 saldrá a la venta en Navidad a un precio de 399 euros, no necesitará estar conectada a internet y permitirá el intercambio de juegos de segunda mano.

En su conferencia previa a la apertura de la feria E3 de Los Ángeles, el evento de videojuegos más importante del mundo, la tecnológica japonesa ha revelado parte del catálogo de títulos que acompañarán a PlayStation 4 y ha realizado toda una declaración de intenciones frente a la competencia.

En primer lugar, la consola no obligará al usuario a conectarse a internet -como Xbox One-, si este no lo desea, ni tampoco a autentificar los juegos.

El presidente de Sony Computer Entertainment America, Jack Tretton, ha indicado que PlayStation 4 ofrecerá absoluta libertad con los juegos usados, es decir, el comprador de un videojuego podrá prestarlo o revenderlo.

La compañía japonesa ha mostrado hoy por primera vez la PlayStation 4 -pese a que el anuncio se hizo en Nueva York el pasado febrero-, que es negra y rectangular y puede colocarse tanto en posición horizontal como vertical.

En su primer año de vida, su catálogo ascenderá a un centenar de títulos, una veintena de ellos procedentes de los estudios de desarrollo de Sony.

Como hicieran hoy con Microsoft, las grandes compañías desarrolladoras han arropado también a Sony mostrando imágenes inéditas de sus franquicias más aplaudidas.

Ha habido demostraciones en tiempo real de "Assassin's Creed IV Black Flag", ambientado esta vez en el siglo XVIII en una isla del Caribe; de "Watch Dogs", un videojuego sobre un mundo hiperconectado en el que un teléfono móvil sirve de arma; y de "Destiny", el esperado título de ciencia ficción futurista de Bungie.

"Final Fantasy Versus XIII", "Final Fantasy XV", "Kingdom Herats III", "NBA 2k14", "The Elder Scrolls Online" y "Mad Max", algunas de las creaciones para la nueva generación de consolas, también han hecho acto de presencia.

Los estudios de Sony trabajan en 12 juegos completamente nuevos, entre ellos "The Order 1886", un título de acción ambientado en el Londres de la época victoriana.

El videojuego de disparos "Killzone Shadow Fall", el de carreras de coches multijugador en línea "Drive Club" y "Knack" se lanzarán a la vez que la consola, mientras que la acción de "Infamous Second Son" llegará en el primer trimestre de 2014.

El responsable de los estudios de desarrollo de Sony, Shu Yoshida, ha afirmado que la potencia de la nueva consola permitirá una "más amplia y profunda diversidad de emociones y gestos", lo que le ayudará a acercarse a nuevos públicos.

Sony ha dedicado un espacio importante de la presentación a los desarrollos independientes, mostrando una decena de títulos cuyos conceptos se alejan de los ofrecidos por las grandes producciones.

Si Tretton reconocía al comenzar la conferencia que la audiencia de videojuegos ha crecido hasta los mil millones de jugadores en todo el mundo -debido al auge de dispositivos móviles-, Yoshida ha afirmado que los títulos alternativos contribuyen a incluir una "perspectiva más fresca" en PlayStation.

"Don't Starve", "Ray's the Dead", "Outlast" o "Mercenary Kings" son algunos de los juegos "indies" que llegarán a PlayStation 4.

Al margen de los juegos, Sony ha revelado que estrenará en 2014 un servicio de juego en la nube con la tecnología de Gaikai, que ofrecerá una experiencia en "streaming" a los usuarios tanto de PlayStation 3 como de PlayStation 4.

La nueva consola de Sony llegará a Estados Unidos y Europa las próximas Navidades, mientras que Microsoft anunció esta mañana que Xbox One saldrá a la venta en noviembre a un precio de 499 euros.

XBOX ONE SE VENDERÁ EN NOVIEMBRE EN 21 PAÍSES

La nueva videoconsola Xbox One debutará en 21 países a partir del mes de noviembre con un precio de 499 dólares y 499 euros en Europa, según anunció hoy Microsoft en un descafeinado acto celebrado en Los Ángeles la víspera del inicio de la feria del videojuego E3.

La compañía estadounidense adelantó una quincena de juegos que estarán disponibles para su renovado dispositivo y confirmó su interés en seguir prolongando la vida de su ya exitosa Xbox 360, que no parece sucumbir ante la entrada en escena de la sucesora.

El vicepresidente de Marketing y Estrategia de la división de Entretenimiento de Microsoft, Yusuf Mehdi, se encargó de desvelar una modernizada Xbox 360 que fue sometida a un lavado de cara para asemejarse más al diseño de Xbox One.

"Es más pequeña, más rápida y silenciosa que nunca, y está disponible hoy", aseguró Mehdi, quien añadió que los juegos seguirán fluyendo a buen ritmo a esa consola.

Xbox 360 seguirá costando 199 dólares, por lo que por el momento no habrá incentivos en precio para animar a la adquisición del viejo dispositivo, que en menos de 6 meses convivirá ya con Xbox One, la gran apuesta de Microsoft para los años venideros.

La empresa venderá Xbox One en un paquete junto con un periférico Kinect que mejora sustancialmente, al menos en teoría, ya que Microsoft ignoró hoy completamente su famoso sensor para jugar sin mandos.

Durante la hora y media de presentación en el auditorio Galen Center de Los Ángeles, Microsoft no enseñó ningún juego para Kinect con la nueva consola, que tampoco fue exhibida sobre el escenario para el habitual deleite de los asistentes, más de 5.000 en esta ocasión.

"Hoy todo va sobre juegos", comentó Don Mattrick, el presidente de la división de Entretenimiento de Microsoft, quien compareció brevemente al inicio para saludar y dejó el peso del evento sobre los hombros de Phil Spencer, cabeza visible de Microsoft Studios, marca de la casa que comercializa muchos juegos para Xbox.

La afirmación de Mattrick vino a describir lo que ocurrió a continuación.

Microsoft empezó a desempolvar videojuegos para Xbox One, uno detrás de otro, algunos con demostración, otros sin ella, algunos en exclusiva para su consola, otros no. Un catálogo visual que no terminó de plasmar cuál será el impacto que causará la nueva consola en el competido mercado.

Entre las novedades exclusivas para Xbox One destacó "Ryse: Son of Rome", un juego de acción de misiones romanas con interesantes funciones de combate cuerpo a cuerpo, y "Forza Motorsport 5", saga de carreras de coches que ahora aprende cómo conducen los usuarios y replica esas habilidades al volante para sustituir el estilo de manejo perfecto del ordenador.

Ambos juegos estarán disponibles para el lanzamiento de Xbox One en noviembre.

Entre los primeros títulos para la nueva consola estará en exclusiva el "thriller" Quantum Break", "Below" y "Crimson Dragon", y también se venderá "Dead Rising 3", "Kinect Sports Rivals" (dijo Microsoft en un comunicado), el creativo "Project Spark" y en 2014 "Titanfall", juego de combate estilo "Halo", que también se refrescará el año que viene.

En la presentación de Microsoft no se pudo ver nada del ya anunciado "Call of Duty: Ghosts", o "FIFA 14", aunque sí de "Battlefield 4", otra gran franquicia que estará en Xbox One y cuya puesta de largo hoy a punto estuvo de arruinarse por un problema de sonido.

La aplicación SmartGlass, que sirve para conectar Xbox con dispositivos móviles, tomó forma de segunda pantalla para acceder a menús en algunos juegos y ver el progreso realizado y Microsoft mostró la integración de Twitch en Xbox One.

Con el servicio de Twitch, los jugadores podrán transmitir en vivo sus partidas y recibir comentarios del resto de usuarios de Xbox Live, plataforma en la nube donde las hasta ahora "monedas de Microsoft" pasarán a ser "dinero real" dijo el vicepresidente de Xbox Live, Marc Whitten.

Tras el evento de hoy, las acciones de Microsoft cayeron ligeramente en la bolsa neoyorquina.