Los Reyes entregan en Oviedo los ocho Premios Princesa de Asturias

Todo listo en el Teatro Campoamor para acoger la ceremonia donde los galardonados pronunciarán sus discursos

sociedad

| 21.10.2016 - 11:58 h
REDACCIÓN

Los ocho galardonados con los Premios Princesa de Asturias 2016 recibirán este viernes esta distinción de manos del Rey Felipe en una ceremonia que se celebrará en Teatro Campoamor de Oviedo con la presencia de la reina Letizia y doña Sofía.

Los Reyes, que se encuentran desde ayer jueves en la capital asturiana, presidirán la ceremonia a partir de las 18:30 horas, tras recibir en audiencia a los condecorados con las Medallas de Asturias, a los ganadores de los Premios Fin de Carrera 2015 de la Universidad de Oviedo, a los miembros de los dos patronatos de la Fundación y a los galardonados de esta trigésimo sexta edición.

También estará presente la reina Doña Sofía, quien ocupará un asiento en el palco. La princesa Leonor y la infanta Sofía seguirán sin participar en los actos.

CEREMONIA DE ENTREGA

A las 18.30 horas dará comienzo la ceremonia de entrega, con la llegada de los Reyes al Teatro Campoamor de Oviedo. Después de la entrada de los premiados, tomará la palabra el presidente de la Fundación, Matías Rodríguez Inciarte y, acto seguido, será el turno del premiado con el Princesa de Asturias de las Letras, Richard Ford, y de la actriz Núria Espert, premiada en la categoría de Artes.

Una vez ambos premiados hayan pronunciado sus discursos, los galardonados irán recibiendo sus premios, siendo la primera la historiadora Mary Beard. Le seguirán, según el orden establecido, Aldeas Infantiles SOS, el biofísico Hugh Herr, la actriz Núria Espert, el fotoperiodista James Nachtwey, el triatleta Javier Gómez Noya, el escritor Richard Ford y el presidente de la Cumbre de París, Laurent Fabius, en representación del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el acuerdo de París. Todos ellos recibirán un diploma y la escultura de Joan Miró representativa del galardón.

Tras la entrega será la historiadora Mary Beard la encargada de pronunciar el cuarto discurso de la ceremonia, seguida por la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Patricia Espinosa. El Rey pondrá el broche final a la ceremonia con su discurso y con la convocatoria de los Premios Princesa de Asturias de 2017.

Los ocho galardonados han podido disfrutar, conforme han ido llegando a Oviedo, de una veintena de actividades organizadas en su honor por toda Asturias en la denominada 'Semana de los Premios'. Se trata de encuentros de trabajo, exposiciones, visitas y conferencias protagonizadas por los premiados.

BREVE PERFIL DE LOS PREMIADOS

La ganadora del Princesa de Asturias de las Artes, la actriz Núria Espert, debutó en los escenarios con 17 años como primera figura del Teatre Orfeó Graciense. Obtuvo su primer reconocimiento en 1954 al protagonizar 'Medea', en su primera gira nacional con el Teatro de Cámara de Barcelona.

Con 24 años fundó junto a su marido Armando Moreno la compañía que lleva su nombre. En 1979 asumió la dirección del Centro Dramático Nacional y en 1986 comenzó a ejercer como directora de escena en producciones teatrales y óperas.

Mary Beard, distinguida con el Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, es catedrática de Clásicas en la Universidad de Cambridge y miembro del Newnham College. Se trata de una de las especialistas sobre la Antig~edad más relevantes e influyentes. Nacida en 1955, ha escrito varias obras de referencia como 'El triunfo romano' o 'Pompeya' y ha participado en varios trabajos periodísticos y series documentales para televisión.

El fotoperiodista James Nachtwey, galardonado con el premio de Comunicación y Humanidades, estudió Historia del Arte y Ciencias Políticas en el Dartmouth College. El impacto de las imágenes de la guerra de Vietnam y del movimiento por los derechos civiles de su país fue "determinante" en su decisión de convertirse en fotógrafo. Ha orientado sus trabajos a retratar las zonas de guerra, los campos de refugiados, las ciudades arrasadas por terremotos, inundaciones o afectadas por ataques terroristas a lo largo de todo el mundo.

El biofísico estadounidense Hugh Herr, premiado con el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, está considerado como el líder de la biónica y la biomecánica. Sufrió la amputación de ambas piernas con 17 años tras sufrir la congelación de sus miembros durante una ascensión en la montaña.

Desde entonces, su vida académica se orientó a la investigación biomecánica y protésica, tratando de mejorar la movilidad de las personas con afectaciones similares a las suyas. Herr ha abierto nuevas líneas de investigación, dando lugar a una clase de biohíbridos 'inteligentes' que han acelerado la fusión del cuerpo y la máquina.

El quinto de los galardonados, el triatleta Javier Gómez Noya, comenzó a destacar a los 11 años en natación, y debutó en 1998 en un triatlón en Castropol (Asturias) donde finalizó segundo en la categoría juvenil.

Desde entonces su carrera en este deporte ha sido imparable con unos históricos cinco títulos mundiales y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, la primera de un español en esta disciplina, pese a las trabas burocráticas que tuvo que salvar tras serle detectada una cardiopatía.

Richard Ford, premiado con el Princesa de Asturias de las Letras, comenzó a escribir su primera novela en 1971 y desde entonces ha publicado siete novelas más y numerosas narraciones cortas. Es oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, miembro de la Academia Americana de las Artes y las Letras y doctor honoris causa por las universidades de Rennes y Michigan.

El Convenio Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, distinguido con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional, es el acuerdo que persigue la estabilización de las emisiones de gases de efecto invernadero de manera que palie, en la medida de lo posible, las consecuencias de la actividad humana sobre el clima.

La Cumbre de París celebrada a finales de 2015 aunó bajo su resolución a 195 países, comprometidos en la lucha contra el cambio climático y evitar el calentamiento global.

Por último, el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, otorgado a Aldeas Infantiles SOS, ha valorado el trabajo de la organización privada de ayuda a la infancia. Aldeas Infantiles SOS ofrece a los niños una familia, un hogar estable y una formación sólida, adoptando un modelo familiar de carácter universal en función de las características de cada país. Actúa como una federación de asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS, con presencia en 134 países.