Los que estaban cerca y no compraron y uno que ya era rico y le toca otra vez

Las mejores anécdotas del día de la ilusión

La suerte sonríe a Mondragón (Telemadrid)

sociedad

| 22.12.2013 - 17:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre que tuvo en la mano el 'gordo' pero no lo cogió, otro que se lleva mal con la lotera y no le compró el décimo premiado y el que cobrará 375.000 euros unos años después de haber ganado otros 1,8 millones, protagonizan algunas de las anécdotas que deja cada año el sorteo de la Lotería de Navidad.

Como cada 22 de diciembre, las anécdotas se han sucedido desde que a las 09:14 horas los bombos del Sorteo Extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional comenzaron a girar, por segundo año consecutivo, en el Teatro Real de Madrid.

El patio de butacas del Real madrileño ha sido testigo de cómo un joven de 27 años, Jesús Lorente, se enteraba en directo de que su décimo del número 79.712, agraciado con el segundo premio y que había comprado en una gasolinera de la localidad canaria de Granadilla de Abona (Tenerife) le premiaba con 125.000 euros.

ANÉCDOTAS DE LEGANÉS

En Leganés, donde ha tocado el 'gordo' con el número 62.246, el Partido Popular (PP) local ha visto pasar la suerte muy de cerca, pues aunque el encargado de comprar la Lotería de Navidad tuvo el número en la mano, optó por otro.

Así lo ha explicado el propio alcalde local y presidente del PP en Leganés, Jesús Gómez, quien ha acudido a la administración de la lotería que ha vendido la mitad del Gordo de Navidad, pero no como ganador sino en visita institucional.

El regidor ha felicitado a la lotera y ha relatado, con una sonrisa resignada, que este año el PP compró la lotería de Navidad en esta administración, "pero un colaborador tuvo el 62.246 en la mano y prefirió coger otro número".

Tampoco ha tenido suerte el propietario de una pizzería colindante con la administración número 8 de Leganés, al que sólo le han tocado 120 euros, por las dos últimas cifras, ya que compró su décimo en otro establecimiento.

La razón, según ha explicado Federico, el protagonista de esta anécdota, está en su mala relación con la lotera, que le denuncia cuando instala la terraza en el lado de la plaza que comparten.

Esta mañana, algún cliente de la pizzería La Gioconda ha entrado al local al grito de "hay que matarte", pero Federico ha preferido no contestar y ha seguido trabajando.

MANISES

También anecdótico es lo que ha sucedido en la localidad valenciana de Manises, donde la administración número 3 local ha repartido una serie del Gordo, como también lo hizo el año pasado.

Pero es que, además, esta administración vendió para el sorteo de hoy otros diez décimos del 14.850, agraciado con un quinto premio y hace dos años vendió íntegramente el segundo premio.

SAN ISIDRO (TENERIFE)

Y en la localidad canaria de San Isidro (Tenerife), Jorge Gorrín, un soltero de 57 años, ha sabido hoy lo que supone que la suerte le llame en dos ocasiones.

Natural de La Gomera, aunque residente en Tenerife, Gorrín está retirado del trabajo desde hace siete años, cuando un sorteo de la ONCE le cambió la vida con un premio de 1.800.000 euros.

Y por su fuera poco, hoy, el segundo premio del Sorteo de Navidad, con el número 79.712, le ha dejado a Jorge otros 375.000 euros. Menuda anécdota.