Los operadores de móvil invertirán 172.000 millones en Latinoamérica a 2020

Intel, Cisco y Deutsche Telekom se alían para impulsar Internet de las Cosas

sociedad

| 03.03.2015 - 16:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los operadores de móvil, entre los que se incluye Telefónica, invertirán entre 2014 y 2020 unos 193.000 millones de dólares (172.000 millones de euros) en América Latina, donde las líneas de alta capacidad 4G-LTE cubrirán ese año el 75% de la región.

Dicha inversión de capital -excluidas compras- casi duplicará a la efectuada en la zona entre 2008 y 2013, según el director de GSMA en América Latina, Sebastián Cabello, quien ha destacado que para llevarla a cabo las operadoras necesitan seguridad jurídica y una regulación consistente y transparente basada en incentivos en vez de en sanciones.

En su opinión, las conexiones móviles son las únicas que permitirán llevar Internet a toda la población y para garantizar la universalización de la red es básico que haya procesos de licitación claros, que se eliminen las barreras en el despliegue de infraestructuras y que se reduzcan de las cargas tributarias, así como que se ponga el foco en la calidad del servicio.

"La telefonía móvil es un elemento dinamizador de la economía latinoamericana. Las empresas han invertido mucho y seguirán invirtiendo y creando empleo", ha asegurado Cabello en rueda de prensa en el marco del Mobile World Congress que se celebra en Barcelona.

Según datos de la GSMA, asociación que agrupa a los principales operadores de telefonía móvil del mundo, el sector generó en 2013 el 4,1% del PIB (242.000 millones de dólares, contribución que se elevará al 4,5% en 2020 (275.000 millones). El empleo directo e indirecto que genera se elevará de 1 a 1,3 millones de trabajadores.

La contribución a las arcas públicas fue de 41.000 millones de dólares en 2013, apuntó el representante de la GSMA, organismo que estima que al final de la década, en América Latina habrá un total de 889 millones de conexiones, de las que el 2% serán 4G.

Según la misma fuente, la aceleración de los despliegues de red conllevará que la cobertura 4G esté disponible en el 75% de la población latinoamericana, frente al 35% al cierre de 2014.

Los datos de GSMA revelan que entre 2012 y 2015 las operadoras habrán invertido 8.000 millones de dólares (unos 7.150 millones de euros) en la compra de licencias de espectro, principalmente orientadas al despliegue 4G. Junto a la expansión de la cobertura 3G/4G, también influye la penetración de los teléfonos inteligentes (smartphones), que en 2014 sumaban una cuota del 32% y que en 2020 representarán el 68% del total de conexiones.

Por países, las mayores cuotas de penetración de teléfonos inteligentes se darán en Chile y Venezuela (73%), Brasil y Argentina (72%), Colombia (68%), Ecuador (67%), República Dominicana (66%), Guatemala (63%), México (62%) y Perú (57%).

Además Intel, Deutsche Telekom y Cisco han anunciado la creación de Challenge Up!, iniciativa que tiene como objetivo acelerar el desarrollo del Internet de las Cosas (IoT) y que está dirigida a jóvenes empresas tecnológicas de Europa, Oriente Medio y África.

Este programa pretende contribuir a acelerar los ciclos de comercialización de las empresas más innovadoras dentro del mundo del Internet de las Cosas a través de proyectos conjuntos, iniciativas de orientación y mediante la provisión de activos empresariales.

Además, las compañías seleccionadas pueden aspirar a inversiones estratégicas y al apoyo de los organizadores en la comercialización de sus productos y servicios en los mercados de todo el planeta, según han informado los impulsores del programa, que han presentado con motivo del Congreso Mundial de Móviles (MWC) en Barcelona.

Las previsiones apuntan a que en 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos conectados a Internet, por lo que este sector representa una oportunidad de crecimiento para las empresas tecnológicas, que tienen un amplio campo para desarrollar soluciones inteligentes interconectadas en ámbitos como el hogar, la ropa, la industria o la movilidad.