Los obispos se comprometen a que no caiga "en terreno baldío" la Encíclica ecológica del Papa

sociedad

| 23.06.2015 - 14:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los obispos españoles se han comprometido a "no despilfarrar el agua ni la luz" tras leer la Encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado del medio ambiente, 'Laudato Si', cuyo mensaje, según han asegurado, "no caerá en terreno baldío" para la Conferencia Episcopal Española (CEE).

El presidente de la CEE y arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, ha precisado que la Encíclica aún debe ser asimilada en las diócesis pero ha asegurado que los obispos españoles la van a "considerar en profundidad".

"Es un escrito mayor, de los que merece la pena releer, que da que sentir, que invita a actuar. No caerá en terreno baldío", ha insistido este martes durante la presentación de la Encíclica en la sede de la CEE, en la que también han intervenido los rectores de las Universidades Pontificias de Comillas y Salamanca.

Además, ha reconocido que, después de leer el documento papal se ha dado cuenta de que "no se puede despilfarrar". "No podemos despilfarrar el agua, ni usar desaprensivamente la luz. Se puede vivir con sobriedad y alegría", ha matizado, para también destacar el gesto de bendecir la mesa antes de comer que el Papa invita a no perder.

Para Blázquez, el documento sobre el medio ambiente del Pontífice "presta un excelente servicio a la Iglesia, a los cristianos , a los creyentes y a toda la humanidad". "Magnífica, perfectamente trabada", ha exclamado en referencia al texto.

URGENCIA INAPLAZABLE

Por su parte, el rector de la Universidad Pontificia de Comillas, Julio Luis Martínez, ha subrayado la valentía, sencillez, claridad y rigor bien fundamentado" con que habla el Papa en la encíclica y considera que hace a los ciudadanos "conscientes de la urgencia inaplazable" ante la "degradación de la ecología natural" pero también "social y humana".

También lee en el documento una llamada a unir la ecología a la justicia social y a "escuchar el clamor tanto de La Tierra como de los pobres". "El gran tema de fondo que a no pocos molestará --poderes económicos-- es que hay un vínculo entre las cuestiones naturales y humanas". Por ello, ha advertido de que "no puede haber promoción de la justicia sin una cultura ecosocial y una ética consistente".

Preguntado por la crítica que hace el Papa en el documento a "la salvación a toda costa de los bancos, haciendo pagar el precio a la población", el rector ha precisado que "si había que salvar los bancos por el bien del conjunto de la sociedad, entonces no puede ser juzgado como algo moralmente negativo" pero ha matizado que, cuando se toman estas decisiones no se puede dejar que afecte a la prestación de los servicios sociales y se ha de proteger a "los que menos recursos tienen".

LLAMADA A LA SOBRIEDAD

Mientras, el rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, Angel Galindo, ha puesto de relieve la relación que Francisco establece entre "ciencia, técnica y ética" llegando a decir que "sin ética la sociedad desaparece" y la llamada que hace a la "sobriedad".

A su juicio, el Pontífice se muestra "optimista" ante la salida a los problemas ecológicos aunque advierte de que "la economía y la política deben estar al servicio del ser humano". También ha destacado la importancia que da el Papa a la educación para que "desde pequeños se aprenda a amar la ecología".