Los nutricionistas advierten del peligro de las 'dietas milagro' tras la Navidad

Sólo un 20% cumple con los propósitos que se marca a principio de año para llevar una vida más saludable y hacer más ejercicio

sociedad

| 09.01.2017 - 18:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Arranca el año con buenos propósitos y el más habitual es llevar una vida más saludable. Los más optimistas, la mayoría, se hacen hasta una lista: Dejar de fumar, correr hasta una maratón, leer más, dedicar más tiempo a nuestros hijos. Lo cierto es que sólo un 20% llega a la meta. Es más ya en febrero la mayoría ha tirado la toalla. Y es que es importante proponérselo sí, pero también planificarse, esforzarse y comprometerse.

Si uno de los propósitos cuando comienza el año es perder peso, no todo el mundo se preocupa de la forma de hacerlo para evitar poner en riesgo nuestra salud. Jesús Román, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, explica a Telemadrid cómo se deben enfocar estas dietas y la forma de llevarlas a cabo.

Los médicos recomiendan hacer cinco ingestas de alimentos al día para evitar excesos al llegar a la mesa con mucho hambre y los nutricionistas aconsejan combinar buenos hábitos alimenticios con otros saludables como hacer ejercicio regularmente. El consumo de fibra y antioxidantes naturales, como las verduras y frutas, ayudan a regular el ritmo intestinal.

Dado que acabamos de poner punto y final a muchos días de excesos Romás aconseja qué tenemos que hacer para desintoxicarnos de los excesos con la comida y la bebida, y cómo volver a la rutina, a nuestro día a día, comiendo sano.

Para muchas personas puede resultar tentador probar alguna dieta milagro para recuperar la forma cuanto antes, pero las dietas milagro o dietas rápidas están totalmente desaconsejadas, sobre todo por ser perjudiciales para el organismo y porque pueden provocar el llamado "efecto rebote", según los expertos.