Los nuevos conductores de las motos más potentes pasarán un curso de 9 horas

El tráfico en Madrid (Telemadrid)

sociedad

| 03.08.2011 - Actualizado: 13:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los conductores de motocicletas que tengan dos años de antigüedad del carné intermedio A-2 y quieran acceder al permiso A -el que permite circular con las motos más potentes- deberán pasar un curso teórico y práctico sobre "conducción segura" de nueve horas de duración a partir del próximo 9 de diciembre.

Así lo ha avanzado el director general de Tráfico, Pere Navarro, en la que ha dejado claro que el acceso al carné A no supondrá en ningún caso un nuevo examen añadido al que ya superaron estos conductores cuando consiguieron el A-2.

El curso de conducción segura constará de dos partes, una teórica de tres horas de duración y una segunda fase de carácter práctico de seis horas.

En la fase práctica, los conductores tendrán que acudir a cuatro horas de clases en circuito cerrado, con pruebas de equilibrio en "moto grande", eslalon y frenada, así como otras dos horas en vías abiertas.

La nueva formación será obligatoria a partir del 9 de diciembre, fecha en la que se cumplen dos años de la entrada en vigor del carné intermedio A-2, el de motos de hasta 35 kw.

De este modo, los usuarios del A-2 que tengan dos años de antigüedad podrán optar al permiso A, el de las motos más potentes, una vez superado el curso de "conducción segura" que se pondrá en marcha en diciembre.

Navarro ha explicado que el contenido del curso ha sido consensuado con los usuarios de las dos ruedas y es "una oportunidad" para mejorar la formación de los motociclistas, que representan un 14 por ciento de los fallecidos en carretera en España.

Una cifra que según el responsable de la DGT no es especialmente alta, y va en la línea de países como Francia o Italia, gracias a la importante reducción del 42 por ciento del número de motoristas muertos en los últimos tres años.

No obstante, Navarro ha reconocido que durante 2011 y, especialmente en los últimos meses, se ha experimentado un "ligero repunte" de las siniestralidad de las dos ruedas, en especial en carreteras convencionales, en fines de semana y en motos potentes de más de 500 centímetros cúbicos, justamente las del carné A.

"Creo que es una corrección aunque no sirve de excusa", ha dicho Navarro, que ha apostado por seguir trabajando para seguir disminuyendo el número de accidentes de motocicleta.