Los medios aéreos vuelven a las tareas de extinción del incendio de Guadalajara

sociedad

| 01.08.2013 - 08:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los medios aéreos se han incorporado a las tareas de extinción del incendio que se declaró ayer en Valdepeñas de la Sierra, en el noroeste de la provincia de Guadalajara, que continúa sin control y en el que trabajan unas 350 personas con la ayuda de una veintena de medios aéreos.

El incendio que se declaró a mediodía de ayer en el término municipal de Valdepeñas de la Sierra y se propagó con la ayuda del viento al de Tortuero obligó a evacuar a unos doscientos vecinos de los municipios de Valdesoto y Tortuero, que han pasado la noche en el Centro Cultural de Tamajón.

A las ocho y media de la mañana cinco unidades aéreas de la Comunidad de Madrid se han unido a las labores de extinción del fuego, junto a ocho dotaciones terrestres de Bomberos y Brigadas Forestales de la región que actúan sobre el terreno.

Según han explicado fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, el incendio no ha evolucionado a lo largo de la noche respecto al perímetro madrileño gracias al trabajo efectuado por las brigadas de bomberos, desplegados en el municipio de El Atazar, y a que el viento ha soplado con menos potencia de la que se preveía. Además, según explica la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha en la web, a lo largo de la mañana se incorporarán también medios aéreos del Ministerio de Agricultura.

También participan en las tareas de extinción sesenta medios terrestres de las distintas administraciones, así como del Consorcio Provincial de Bomberos de Guadalajara y de la Unidad Militar de Emergencias (UME), hasta un total de 350 personas.

En la tarde de ayer eran unas 600 las hectáreas arrasadas por las llamas que comenzaron a mediodía en una zona de cereal posiblemente por las chispas de una cosechadora.