Los libros escolares son este año un 1,1% más caros

En 2015, el gasto por cada alumno de primaria fue de una media de 124 euros y de 103 euros para los de secundaria

Los padres se quejan de los precios al alza de los libros de enseñanza obligatoria

sociedad

| 07.09.2016 - 17:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En la mayoría de los hogares se preparan ya para una vuelta al cole con los libros más caros y casi imposibles de reutilizar. Han subido de precio y, con los cambios legales y políticos, cada vez es más difícil la compra de segunda mano. Todo ello, con el futuro de sistema educativo en el aire por la falta de gobierno.

Por norma general, los libros destinados a los años de enseñanza obligatoria, tienen un precio que va al alza. Este año, los manuales serán un 1,1% más caros de media que los del curso anterior.

CADA AÑO MÁS CAROS

Los padres aseguran que cada año son más caros y muestran su desacuerdo. No obstante, los editores de libros defienden el incremento como lógico si se considera el aumento de los costes. El valor total de cada uno de estos libros se divide entre el coste de los derechos de autor, los gastos generales de su producción, impuestos, promoción, distribución y la creación del prototipo, junto con su diseño, impresión y fabricación, que supone un 40% aproximadamente del precio final.

El presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), José Moyano, defiende que los libros tienen los contenidos que los menores deben aprender, permiten “la unidad en la práctica pedagógica” y “una educación de calidad”.

Cada poco tiempo, además, las administraciones de enseñanza adaptan y redefinen los contenidos de las diferentes asignaturas por lo que hay que reeditar los libros de manera muy frecuente. Esto complica la amortización de los gastos de creación. A todo esto hay que añadirle la amortización económica del producto final. Esta no solo la define la editorial sino que son los comerciantes quienes dictaminan el precio de venta, que puede variar entre el 8% y el 10% del valor total.

El año pasado, el gasto por cada alumno de primaria fue de una media de 124,37 euros y de 102,95 euros para los de secundaria. Durante el curso 2015-2016, las editoriales se embolsaron más de 830 millones de euros.

Según defiende el presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), José Moyano “No obligamos a nadie a adquirir los libros y si algún centro profesor no los quiere usar, es su decisión”. “Nosotros solo nos encargamos de ofrecer un producto educativo de la mayor calidad posible, elaborado por profesores experimentados”, añade.