Los españoles gastarán entre 1.000 y 2.000 euros al mes estas vacaciones

Los viajes, mejor en grupo y a un hotel

Se prioriza la ubicación por encima del precio

Según la encuesta 'Hábitos vacacionales de los españoles en 2013'

Las playas llenas por vacaciones (archivo)

sociedad

| 31.07.2013 - 12:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La crisis obliga a los españoles a gastar menor y a reducir la duración de las vacaciones, según la encuesta 'Hábitos vacacionales de los españoles en 2013' realizada por fotocasa.es, que indica que el presupuesto ronda entre los 1.000 y 2.000 euros y que se prefiere viajar en grupo (familia o amigos), y descansar en un hotel o apartamento de alquiler.

Los hábitos vacacionales de los españoles se han visto modificados debido a la situación económica. Un 46% asegura que gastará menos y un 18% asegura que reducirá el tiempo vacacional como medida extraordinaria para hacer frente a la crisis.

No obstante, el 36% restante contesta que la crisis no ha afectado a sus planes. En cuanto al presupuesto destinado para pagar por un alojamiento, un 36% de los encuestados por fotocasa.es asegura que está dispuesto a pagar entre 300 y 600 euros por semana (unos 2.000 euros al mes) y un 33% pagaría un poco menos, entre 100 y 300 euros por semana (unos 1.000 euros al mes).

De esta manera, la mayoría de los españoles destina a las vacaciones un presupuesto que ronda entre los 1.000 y los 2.000 euros al mes.

Según este estudio, a los españoles no les gusta viajar solos. Así, la gran mayoría de los encuestados pasa sus vacaciones en compañía: un 41% viaja con su pareja e hijos, seguido de un 35% que lo hace en pareja, un 11% que veranea con otros miembros de la familia y un 7% que opta por disfrutar de sus días libres con amigos. Sólo un 4% veranea solo y un 1% escoge otras opciones como los grupos organizados.

La encuesta también muestra que los españoles son poco previsores en cuanto a la organización de las vacaciones se refiere. En concreto, un 56% espera hasta el último mes o mes y medio para organizar las vacaciones y un 39% lo hace con una antelación de entre 3 y 6 meses. Sólo un 4% organiza sus vacaciones un año antes.

MEJOR UBICACIONES QUE PRECIO

Cuando se trata de escoger una vivienda vacacional, se prioriza su ubicación (67%) por encima del precio (24%). Para un 10% de los encuestados, por el contrario, lo importante es que la vivienda cuente con buenos interiores.En cuanto a los extras, un 45% valora que el apartamento o casa donde va a pasar las vacaciones tenga piscina, seguido de un 31% que desearía que tuviese terraza y un 15% que considera imprescindible que tenga jardín.

El alojamiento preferido para pasar las vacaciones es un hotel, seguido de un apartamento de alquiler. De hecho, un 34% se hospeda en un hotel, mientras que un 28% alquila una vivienda vacacional.

En tercera y cuarta posición están las segundas residencias en régimen de propiedad (19%) y la vivienda de un familiar o amigo (14%). Respecto a los destinos, los españoles continúan apostando por quedarse en España y pasar sus vacaciones en la playa. La mayoría de los encuestados (84%) prefiere veranear en España antes que viajar al extranjero (16%).

Además, un 63% pasa sus vacaciones en la playa, seguido de un 18% que opta por visitar una ciudad, un 11% que prefiere un destino de montaña y un 8% que se va al pueblo.A la hora de escoger destino vacacional en España, el 84% veranea en una provincia diferente a su lugar de residencia mientras que el 16% restante se queda en su propia provincia.

PERFILES VACACIONALES DIFERENCIADOS

En el análisis realizado por fotocasa.es se dibujan cuatro perfiles diferentes de veraneantes, en función de la edad, la duración de las vacaciones, el presupuesto y sus preferencias.

Así, mientras que los hombres de más de 60 años optan por vacaciones largas pero lo más económicas posibles, las mujeres menores de 40 años priorizan contar con un alojamiento a su gusto aunque por periodos más cortos.

Por su parte, las familias buscan gastar lo menos posible en su veraneo con estancias cortas y asequibles y, en el lado apuesto, las parejas de cerca de 50 años escogen su destino vacacional según la ubicación deseada sin reparar en gastos.

La duración de las vacaciones también varía dependiendo del destino elegido y de la compañía. Así los destinos de playa suponen más días que los de ciudad, y si se va con pareja las vacaciones son más largas que si la compañía es de amigos.

DOS SEMANAS EN LA PLAYA, UNA EN CIUDAD

La mayoría de los encuestados elige la playa para pasar las vacaciones, de los cuales casi la mitad (46%) afirma que se queda durante dos semanas, un 36% una semana y un 15% lo hace durante un mes.

Estos porcentajes son muy similares cuando se opta por descansar en un lugar en la montaña: el 52% pasa dos semanas, un 34% una semana y un 10% un mes. En cambio, si se decide pasar las vacaciones en una ciudad, el 60% destina una semana para visitarla frente al 23% que le dedica dos y el 13% que se queda un mes.

Cuanto más largas son las vacaciones, más tiempo se dedica a planificarlas. De esta manera, el 38% de los usuarios que prepara sus vacaciones con un año de antelación destina un mes entero a sus vacaciones.

En cambio, entre los que apuran hasta el último mes o mes y medio para decidir qué hacen durante sus días de descanso, la mitad (el 50%) optan por una semana y un 38% por dos semanas.

Viajando en pareja o con más miembros de la familia, la mayoría opta por dos semanas de vacaciones. En el caso de que nos vayamos también con los niños, un 40% responde que se va una semana y un 39% dos, pero si nos vamos con amigos, la mayoría (65%) se decanta por pasar con ellos solo una semana.

En su mayoría, las personas más jóvenes pasan una (55%) o dos (39%) semanas de vacaciones. En la franja de edad comprendida entre 36 y 50 años de edad, el 45% de los encuestados dice pasar una semana y el 41% dedica dos semanas de vacaciones.

En cambio, las personas de más de 50 años dedican más tiempo a sus vacaciones, elevándose hasta un mes.