Los daños por radiación en Chernobyl alcanzan a los microbios del ecosistema

Chernobyl (Archivo)

sociedad

| 21.03.2014 - 09:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El daño radiológico a los microbios cerca del lugar de la catástrofe de Chernobyl ha frenado la descomposición de la hojarasca y otra materia vegetal en la zona, según un estudio recién publicado en la revista Oecologia. La acumulación resultante de desechos vegetales supone un peligro de incendio forestal que amenaza con propagar la radiactividad de la zona de Chernobyl.

Tim Mousseau, profesor de Biología y codirector de las Inicativas de Investigación para Chernobyl y Fukushima de la Universidad de Carolina del Sur, ha realizado una amplia investigación en el área contaminada que rodea a la planta nuclear de Chernobyl, que explotó y lanzó grandes cantidades de compuestos radiactivos en Ucrania en 1986.

Notó algo inusual en el curso de su trabajo en el Bosque Rojo, la zona más contaminada de la zona de exclusión de Chernóbil. "Estábamos pasando por encima de todos estos árboles muertos en el suelo resultado de la explosión inicial ", dijo Mousseau. "Alrededor de 15 o 20 años más tarde, estos troncos de los árboles estaban en buen estado. Si un árbol se cae en el patio de mi casa , sería serrín en 10 años más o menos".

Evaluaron la velocidad a la que el material vegetal se descompone en función de la radiación de fondo, colocando cientos de muestras de hojarasca no contaminado (agujas de pino y hojas de roble, arce y abedul) en bolsas de malla en toda la zona. Los lugares fueron elegidos para cubrir una gama de dosis de radiación , y las muestras se recuperaron después de nueve meses al aire libre.

Un análisis estadístico de la pérdida de peso de cada muestra de hojarasca después de esos nueve meses mostró que la radiación de fondo más alta se asoció con una menor pérdida de peso. La respuesta fue proporcional a la dosis de radiación, y en las regiones más contaminadas, la pérdida de la hoja era 40 por ciento menos que en las regiones de control en Ucrania con niveles normales de radiación de fondo.

También midieron el espesor del suelo del bosque en las mismas zonas donde se colocaron las muestras. Encontraron que era más gruesa en lugares con radiación de fondo superior.

TAMBIEN CRECEN MENOS

El equipo llegó a la conclusión de que las bacterias y hongos que descomponen la materia vegetal en los ecosistemas sanos son obstaculizados por la contaminación radiactiva. Mostraron un efecto menor para los pequeños invertebrados, como las termitas, que también contribuyen a la descomposición de la biomasa vegetal.

Según Mousseau, la descomposición más lenta es probable que provoque un crecimiento de plantas indirectamente lento, dado que los productos de descomposición son nutrientes para las nuevas plantas . El equipo informó recientemente de un crecimiento disminuido en un árbol cerca de Chernobyl, que cree probablemente resultado tanto de los efectos de la radiación directa como de efectos indirectos, debido al suministro de nutrientes reducido.

Los resultados también muestran el potencial de una mayor propagación de la radiactividad. "Ha habido una creciente preocupación por muchos grupos diferentes del potencial de los incendios forestales catastróficos para extender la contaminación radiactiva que se encuentra en los árboles y la biomasa de las plantas ", dice Mousseau.

Esta acumulación de hojarasca que hemos medido, que es probablemente una consecuencia directa de la reducción de la actividad de descomposición microbiana, es como leña seca y se quema muy fácilmente.