Los colegios católicos ahorran 2.500 millones al Estado, según la Conferencia Episcopal

"La Iglesia devuelve a la sociedad en materia asistencial casi tres veces más de lo que recibe"

La Iglesia sería la tercera Comunidad Autónoma por gasto asistencial, con un impacto de 589 millones

sociedad

| 01.06.2017 - 15:16 h
REDACCIÓN

La Iglesia asegura que los colegios católicos ahorran al Estado más de 2.500 millones de euros y además reducen la tasa de repetición y los índices de criminalidad, según un estudio realizado por la Conferencia Episcopal Española y validado por la auditora PwC para la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica en España, presentada este jueves 1 de junio en Madrid.

Según este informe, la formación católica en los colegios tiene beneficios directos como una menor tasa de repetición y de abandono que la media de colegios de España; e indirectos, como una mejora de la salud, una mayor tendencia a las donaciones, mayor control de gastos, reducción de las diferencias sociales y de la criminalidad. Asimismo, precisa que por cada euro invertido en estos centros se generan 5 euros en la sociedad.

Además, de los datos se desprende que los estudiantes de formación católica en Bachillerato obtienen a lo largo de su vida laboral unos ingresos un 8 por ciento superiores a los alumnos con una formación de ESO y FP.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto que los gastos por alumno son entre un 33 y un 41 por ciento inferiores en estos centros con respecto a la media de los colegios españoles.

En el caso de las universidades, a los beneficios citados anteriormente se sumarían: una mayor tendencia al voluntariado, reducción de la pobreza en el entorno, integración del alumnado extranjero y mayor esperanza de vida.

Además, la Conferencia Episcopal Española asegura en su estudio que la actividad formativa de las universidades católicas genera un 30 por ciento más de impacto en la sociedad que la media de las universidades españolas de forma que por cada euro invertido genera 9 en la sociedad.

En España hay 2.593 colegios católicos en los que estudian casi 1,5 millones de alumnos y trabajan 125.517 personas.

La Iglesia también tiene 15 universidades con 86.776 alumnos y 22 facultades eclesiásticas.

CASI 590 MILLONES DE EUROS EN GASTO ASISTENCIAL

La Iglesia ocuparía el tercer puesto en el ránking de Comunidades Autónomas en gasto asistencial con un impacto por valor de 589,6 millones de euros generados por esta actividad, situándose solo por detrás de Cataluña y Andalucía, según un estudio realizado por KPMG para la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica en España 2015. Dentro de las actividades asistenciales de la Iglesia se incluyen sus acciones de promoción del empleo, de lucha frente a la pobreza, contra la violencia de género, su trabajo con los inmigrantes, con la infancia y los jóvenes. "La Iglesia devuelve a la sociedad en materia asistencial casi tres veces más de lo que recibe", ha explicado la directora de la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española, Ester Martín.

En concreto, la Memoria precisa que uno de los principales destinos de los recursos de las diócesis españolas en 2015 fueron las actividades asistenciales, que experimentaron un aumento del 10 por ciento con respecto al año anterior. En total, 4,8 millones de personas fueron atendidas en alguno de los 8.966 centros sociales y asistenciales de la Iglesia católica.

La Memoria, correspondiente al ejercicio 2015, recoge que la Iglesia recibió un total de 249,6 millones de euros de su casilla en la Declaración de la Renta. La Iglesia asegura que el dinero que invierte en la sociedad (actividades pastorales, asistenciales, colegios, ayuda a la iglesia universal) equivale a más del 138 por ciento de lo que recibe por la Asignación Tributaria.

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal EspañolaE, Fernando Giménez Barriocanal, ha defendido el modelo de financiación de la Iglesia en España y ha asegurado que "no peligra" porque se mueven en el marco de los Acuerdos con el Estado. "No hay peligros, hay una colaboración y un diálogo permanentes. Y esta memoria muestra lo que la Iglesia está haciendo en favor de la sociedad con independencia de las creencias, aquí hay un valor social muy relevante y que es interesante mantener", ha subrayado.

De los 249,6 millones de euros que la Iglesia recaudó en el ejercicio 2015, el 80,6 por ciento (199,7 millones) se ha repartido siguiendo el criterio de "solidaridad" entre las 69 diócesis españolas y la castrense. Este importe supone de media un 24 por ciento de los recursos disponibles de estas diócesis, aunque para las de menor tamaño puede llegar a representar hasta el 80 por ciento de sus recursos.

Los 48,2 millones de euros restantes se destinan, entre otros fines, a pagar la Seguridad Social del clero, a las campañas de financiación, ayudas a rehabilitación y reconstrucción de templos, apoyo a la Conferencia de religiosos y al funcionamiento de la Conferencia Episcopal.