Los chistes "malos" del Príncipe Enrique

sociedad

| 30.04.2011 - 19:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La fama precede al Príncipe Enrique y en una ocasión tan especial como la boda de su único hermano no podía ser menos. El padrino del novio aprovechó la cena posterior a la boda, más íntima, con 'sólo' 300 invitados, para dar rienda suelta a su vis cómica, aunque no a todos les hizo mucha gracia.

Según recoge la publicación inglesa Mail Online, la expectación que se generó en torno a los posibles discursos tanto del hermano como del padre del novio no defraudó. El Príncipe Enrique hizo gala de su humor 'jocoso' y sacó los colores a más de un miembro de su familia.

Comenzó burlándose de la "cintura" de su padre, y es que los años no pasan en balde, para terminar riéndose hasta de la novia. El 'hermanísimo' se refirió a la recién estrenada Princesa diciendo que había conseguido "enanizar" a su propio abuelo, el Duque de Edimburgo, por los altísimos tacones que lucía. Según los asistentes, la cara de Pippa Middleton después de este comentario no tenía precio, y eso que ella salió 'indemne'.

También el Príncipe Carlos hizo gala del humor de la casa y sonrojó a más de uno. El principal blanco de su discurso fue su hijo Guillermo, y sobre todo, su incipiente calvicie.

Pero no todo fueron bromas, el Príncipe Carlos también aprovechó la ocasión para alabar a su nuera. "Es la hija que nunca tuve", "somos muy afortunados por tenerla". Uno de los asistentes a esta fiesta privada, el director del colegio donde estudió Catalina, confesó al salir de la celebración: "Guillermo ha hablado muy bien de ella, pero ha sido Carlos quien realmente le ha dado el lugar que se merecía".