Los 27 piden desarrollar un código de conducta paneuropeo para controlar la venta de vídeojuegos a menores

Niños jugando con un ordenador (archivo)

sociedad

| 30.11.2011 - 14:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los ministros de Cultura de la UE han defendido este martes la necesidad de "desarrollar un código de conducta paneuropeo" para controlar la venta de víodeojuegos a los menores respetando las competencias nacionales en la materia, aplicar de forma "más amplia" sistemas de autoregulación como el PEGI para impedir su venta a menores y "una mayor consistencia" en los sistemas de clasificación por contenidos y edad en la UE.

Los Veintisiete han reclamado además que los proveedores de Internet, de contenidos en línea y las redes sociales "tengan plenamente en cuenta la protección de los menores" al diseñar sus servicios tras admitir que el nivel de protección actual "no es suficiente", en unas conclusiones adoptadas sobre la protección de los menores en el mundo digital.

"Para todos los padres es un motivo de preocupación de estar seguros de que nuestros hijos acceden a información adecuada para su edad y desde luego están protegidos", ha recordado la ministra de Cultura en funciones, Angeles González-Sinde, en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los Veintisiete.

Por ello, los ministros del ramo han defendido en el texto de conclusiones que el uso "eficaz" de sistemas técnicos como los filtros, sistemas de verificación de edades y herramientas de control parental constituye "una manera apropiada para ofrecer un acceso para los menores a contenidos apropiados para su edad" aunque reconocen que "no son una solución en sí mismo" y que necesitan estar disponibles de forma "más generalizada".

Los Veintisiete han respaldado las directrices de los Principios para Redes Sociales Más Seguras de la UE y han instado a proveedores de servicios y contenidos a "desarrollar y aplicar más esquemas de autorregulación que tengan en cuenta plenamente la protección de los menores en el diseño de sus servicios", a aplicar "códigos de conducta sobre la protección de los menores" y promover una mayor utilización de la cláusula de "la privacidad por defecto" para las configuraciones de servicios para menores.

Por último, han pedido más esfuerzos para concienciar de los problemas asociados a Internet, incluido entre los menores y en las escuelas y "reforzar la cooperación contra los contenidos ilegales y dañinos" en Internet originados en otros Estados miembros y de terceros países.

NORMAS MAS DURAS

Los Veintisiete han recordado que la UE ya ha introducido normas "con éxito" para "prohibir los contenidos ilegales y atajar el contenido dañino" para los menores y han insistido en la necesidad de contar con más mecanismos en 2013 para denunciar contenidos ilegales en línea y de apoyar a las autoridades nacionales competentes para mejorar "los procesos de identificación, notificación y retirada de páginas web que contengan o diseminen pornografía infantil" con "medios adecuados", tanto financieros como de personal.

La UE acordó el pasado mes de junio endurecer las penas mínimas para castigar los abusos sexuales a menores que oscilan desde un año de cárcel cuando se obligue a un menor a presenciar actividades sexuales o poseer pornografía infantil y 10 años por obligar a un menor a mantener relaciones sexuales o prostituirse.

Además, la norma obliga a los Estados miembros a cerrar las páginas web con pornografía infantil basadas en sus territorios y a tomar medidas encaminadas a su cierre si están basadas fuera de la UE. Además, los países podrán bloquear el acceso a esas páginas, pero siguiendo un procedimiento