Lluvia, nieve y ambiente templado despiden último fin de semana de noviembre

Varios accidentes y la lluvia provocan atascos en Madrid

sociedad

| 25.11.2016 - 15:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El último fin de semana de noviembre se despide con lluvia en zonas de Andalucía y del Levante, nieve en áreas de montaña del centro peninsular y temperaturas más templadas en toda España, especialmente a orillas del Mediterráneo donde se prevén más de 20 grados.

El sábado predominará la inestabilidad en forma de fuertes lluvias en Andalucía occidental, en el área del Estrecho y en Málaga, mientras que a partir del domingo Cataluña y Comunidad Valenciana registrarán las mayores precipitaciones, ha avanzado a Efe Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Respecto a la nieve, la portavoz ha destacado que el sábado por la mañana nevará en el entorno de las provincias de Cuenca, Guadalajara, Ávila, Segovia y en la sierra de Madrid donde se espera una acumulación de diez centímetros de espesor.

Sin embargo, a partir de la tarde la cota de nieve empezará a subir de manera considerable desterrando prácticamente las nevadas.

Durante el fin de semana, las temperaturas descenderán en la cuenca del Ebro, en Andalucía y en Cataluña, y en el resto de comunidades cambiará poco.

Sin embargo, a partir del domingo se espera una subida que dejará máximas más templadas especialmente a orillas del Mediterráneo donde Murcia marcará 22 grados, ha detallado Casals.

Hoy las máximas subirán en el noroeste y en el centro peninsular y las mínimas bajarán en el norte y en el interior del este peninsular y en las Baleares.

Por capitales de provincia, Almería marcará la máxima con 18 grados seguida de Alicante, Cádiz, Huelva con 17 grados; Valencia, Málaga y Tarragona con 16 grados; y Santander, A Coruña, Bilbao y Castellón con 15.

En el centro de España, provincias como Madrid, Toledo y Guadalajara alcanzarán una máxima que oscilará entre los 9 y los 12 grados; la máxima más baja, apenas 5 grados, se registrará en Burgos y en Ávila.

Por la noche, helará en zonas altas de montaña y, así, en Burgos, Palencia, Vitoria y León el termómetro bajará hasta los 2 o 3 grados bajo cero.

A partir del sábado, las temperaturas ascenderán en Aragón, Cataluña y las Islas Baleares y se mantendrán con pocos cambios en el resto de comunidades.

Este día Murcia subirá hasta los 22 grados y en Alicante, Almería, Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla las máximas, también muy suaves, oscilarán entre 16 y 19 grados; por la noche, sólo Soria bajará hasta 2 grados bajo cero y en Teruel, Palencia, León y Burgos la mínima se quedará en 0 grados.

En cuanto a la próxima semana, el pronóstico arroja lluvias y chubascos durante el lunes en el área mediterránea, incluyendo las Islas Baleares, la zona del Estrecho y Melilla.

Es probable que durante ese día las precipitaciones sean fuertes o persistentes en la desembocadura del Ebro y en puntos de la Comunidad Valenciana mientras que en el resto de España puede llover en el interior de Andalucía, este de Castilla-La Mancha y bajo Aragón.

Las temperaturas no experimentarán, en general, importantes cambios, mientras que la nieve irá perdiendo fuerza y sólo aparecerá en cotas altas, ha detallado Casals.

A mediados de semana, se prevén lluvias en el área mediterránea y en las Canarias, pudiendo ser localmente fuertes en puntos de la Comunidad Valenciana, Murcia y en el área del Estrecho.

La Agencia de Meteorología ha destacado que en esta semana las precipitaciones han afectado en mayor o menor cuantía a toda España aunque han sido especialmente copiosas en zonas del Pirineo, oeste de Galicia, en la sierra de Grazalema (Cádiz) y en el noreste de la provincia de Córdoba.

El valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 22 de noviembre es de 24 litros por metro cuadrado, lo que representa en torno a un 7 por ciento menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo que es de 134 litros por metros cuadrado.