Llevaban desde España a Japón metanfetamina camuflada como bombones

Policia (Archivo)

sociedad

| 18.12.2014 - 10:21 h
REDACCIÓN
Más sobre: DrogasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha desmantelado una organización especializada en transportar metanfetamina desde España país hasta Japón, casi siempre oculta con la apariencia de bombones, y ha detenido a 12 personas en España, que se suman a las dos arrestadas en el Aeropuerto de Narita (Tokio) cuando pretendían introducir partidas de droga.

La red, formada mayoritariamente por ciudadanos de Nigeria, captaba a estadounidenses y europeos para que transportaran entre tres y cinco kilos de droga por cada viaje que realizaban desde España. La trama también "reclutaba" en oficinas de empleo y centros de asistencia social de la Región de Murcia a personas con dificultades económicas para utilizarlas como correos humanos de cocaína.

Las investigaciones se iniciaron al detectar en Madrid la presencia de un grupo de ciudadanos de origen nigeriano, cuyos integrantes podrían estar traficando con metanfetamina, que era producida en Nigeria para ser enviada a Japón.

Las investigaciones demostraron que pertenecían a una organización con una amplia presencia internacional y que utilizaban una ruta novedosa. La metanfetamina puede alcanzar precios muy altos en Japón y nacionales de Estados Unidos y Europa tienen menos controles de acceso al país que los nigerianos.

En la organización trabajaba una persona de nacionalidad argentina, que se ocupaba de reclutar a personas con una situación económica precaria en centros de asistencia social y oficinas de empleo. Les ofrecía dinero, ropa nueva, pasaporte, billetes de avión y estancia de varias semanas en distintos países de Sudamérica a cambio de que transportaran hasta España cocaína.

Antes de viajar al continente americano se trasladaban a Madrid, donde eran alojados y se les instruía sobre la forma de actuar. Por cada persona captada el reclutador cobraba una comisión.

Durante la investigación se detectó en dos ocasiones que la organización había enviado a dos estadounidenses a Japón transportando una importante cantidad de estupefaciente. Ambos correos fueron detenidos en el aeropuerto de Narita (Tokio), el 1 de marzo y el 22 de mayo de 2014, cuando llevaban cinco y tres kilos de metanfetamina, respectivamente, oculta en el interior de envoltorios de bombones.

Los dos habían viajado previamente a Madrid desde Estados Unidos, donde fueron recibidos por miembros de la organización y alojados en un hotel de Fuenlabrada (Madrid).

La red captó también a un ciudadano alemán, al que alojaron en el mismo hotel de Fuenlabrada que a los norteamericanos y que después se desplazó a Barcelona para que le entregasen la droga. Fue detenido el 20 de octubre con cinco bolsas de plástico con la inscripción "bombones de chocolate".

En el interior de cada bolsa había 60 envoltorios de papel celofán, que contenían en su interior un total de 4,8 kilos de metanfetamina. Después, el 3 de diciembre, se detuvo a un cuarto ciudadano captado por la red, esta vez de origen danés, trasladado también a Barcelona.

Allí fue arrestado junto a la persona que le había acompañado y a otras dos personas de nacionalidad nigeriana que, procedentes de Madrid, portaban un bolso de viaje cargado con cuatro paquetes de bombones que contenían 160 unidades rellenas de metanfetamina con un peso aproximado de 2,6 kilogramos.

También se realizó un registro en un domicilio de Madrid donde se intervinieron otros 20 "bombones" ya elaborados, 1,5 kilos de metanfetamina embolsada y 600 gramos de cocaína, así como efectos e instrumentos relacionados con el tráfico de drogas.

DETENCIONES EN MADRID, BARCELONA Y MURCIA

Paralelamente, en Madrid se detuvo a otras tres personas de nacionalidad nigeriana: dos de ellos actuaban como chóferes del resto del grupo y un tercero que se ocupaba de la recepción de los "correos", darles instrucciones, facilitarles dinero y un billete para la ciudad donde el grupo nigeriano les entregaría el estupefaciente. A este último se le intervinieron 130 gramos de metanfetamina cuando se disponía a realizar una entrega en un céntrico barrio de Madrid.

Por último, con todos los datos obtenidos se puso en marcha un nuevo dispositivo y se detuvo en Fuenlabrada, Móstoles y Parla (Madrid) a tres personas de origen nigeriano y se registraron sus domicilios. En las viviendas se intervinieron aproximadamente unos 31.000Ç, así como abundante documentación.

En esta intervención se descubrió el piso de seguridad donde el grupo nigeriano hacía acopio del dinero de las ventas del estupefaciente en España, con la finalidad de trasladarlo posteriormente a otros países.

Paralelamente, en Murcia se procedió a la detención del ciudadano argentino que reclutaba a "correos" y a otra persona de nacionalidad española que había actuado como "mula" al transportar desde Brasil a España dos kilogramos de cocaína.

La Investigación ha sido desarrollada conjuntamente por agentes de las secciones tercera y cuarta de la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de la Región de Murcia, con la colaboración de la Brigada Provincial de Policía Judicial y los Grupos de Policía Judicial de las Comisarías de Fuenlabrada, Móstoles, Parla y de la Comisaría del Aeropuerto Adolfo Suarez -Barajas de la Jefatura Superior de Madrid, del Grupo 6 de estupefacientes de la Jefatura Superior de Cataluña y de la Homeland Security Investigations (HSI) de la aduana de Estados Unidos.