Las trampas y verdades de los nombres de los pueblos

Nos hablan de sus orígenes, aunque las cosas no siempre son lo que parecen

Arganda en fiestas

sociedad

| 14.04.2013 - Actualizado: 16:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los hay con pasado religioso, como Sieteiglesias o Velilla de San Antonio; aparentemente modernos, como Nuevo Baztán; algunos tienen nombres sugerentes, como Villaconejos; y otros son proclives a la broma fácil, como Guarroman; la toponimia de los pueblos nos habla de sus orígenes, aunque las cosas no siempre son lo que parecen.

Muchos de los turistas que visitan Sieteiglesias se quedan asombrados cuando descubren que en este pueblo del norte de la Comunidad de Madrid no hay siete iglesias y ni siquiera llegó a haber esa cantidad de templos en el pasado.

Esta pequeña localidad, que comparte ayuntamiento con Lozoyuela y Las Navas de Buitrago, sólo cuenta con la Iglesia de San Pedro Apóstol, rodeada por una necrópolis visigótica con 80 tumbas, además de los restos de una ermita cuyo origen no se ha podido estudiar por estar ubicada en un terreno privado.

EL NOMBRE SE DEBE A SU CARÁCTER SAGRADO

La responsable de Turismo de Sieteiglesias, Nieves Lázaro, ha explicado a Efe que el nombre del pueblo se debe a su carácter "sagrado", reflejado en el número 7, ya que hasta el momento las evidencias han demostrado que la necrópolis (del siglo IX) fue anterior al asentamiento de población, y además en los alrededores hay "numerosas cuevas y oratorios".

La religión también tiene algo que ver en la toponimia de Velilla de San Antonio, aunque no tanto como se pueda pensar en un principio porque el patrón de este pueblo es San Sebastián y no el santo que le da nombre, que se añadió como coletilla en el siglo XVII sin que ningún documento explique el porqué.

Así lo ha comentado Arturo Lebrado, responsable de prensa y de relaciones institucionales del Ayuntamiento, quien ha señalado que la primera parte de la denominación del pueblo viene del árabe 'veililla', que significa vela pequeña, y hace referencia a su función de vigilancia.

De hecho, según ha señalado, los primeros documentos escritos del pueblo datan del siglo XII, época de dominación árabe, aunque en Velilla de San Antonio también hay restos arqueológicos romanos que nos informan de que probablemente el lugar era una parada o posta en un cruce de caminos.

FAMOSO POR SUS MELONES

En Villaconejos, famoso por su producción de melones, que genera el 5% del total nacional, es muy probable que en un pasado los conejos abundaran en este pueblo de 3.500 habitantes situado entre Chinchón y Aranjuez, pero aún no está comprobado que estos animales le den nombre.

Uno de los vecinos de Villaconejos, Armando Fernández, que se ha dedicado por afición a investigar sobre la historia del municipio, ha comentado a Efe que aparece con el nombre de 'Villa de Villa Conexos' en los primeros documentos escritos, del siglo XV, cuando los Reyes Católicos segregaron la localidad de Segovia y la integraron en el Condado de Chinchón.

Es probable que en sus orígenes fuera un coto de caza con conejos, una especie que, según ha afirmado Armando, en la actualidad es muy numerosa e incluso supone un "problema" para los agricultores de la zona, algunos de los cuales tienen que vallar sus tierras para evitar que se coman los cultivos.

Aunque no se dedica de forma sistemática el estudio del origen de las denominaciones de los pueblos, el Registro Central de Cartografía del Instituto Geográfico Nacional atiende consultas de instituciones públicas o particulares consultando sus propias bases de datos y bibliografía específica.

"El origen de las nombres de los pueblos es muy diverso", asegura Angélica Castaño, una de las trabajadoras de este área, que cita la orografía del lugar, los animales o personas que han sido significativas en el pueblo (por ejemplo, el fundador) entre los motivos de la denominación de los 8.117 municipios que hay en España (179 en la Comunidad de Madrid), según datos de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

NUEVO BAZTÁN

El fundador de Nuevo Baztán, municipio próximo a Alcalá de Henares, no dio su nombre al pueblo pero sí que quiso reflejar en él sus orígenes, ya que el político Juan de Goyeneche pensó en el valle navarro de Baztán para bautizar el emplazamiento de sus fábricas, con las que en el siglo XVIII surtía de productos de lujo a la nobleza y la monarquía.

Todavía hoy se nota la influencia navarra en Nuevo Baztán con la celebración el segundo domingo de octubre de una 'javierada' organizada por la congregación madrileña de San Fermín de los Navarros, según ha relatado a Efe Isabel González, de la concejalía de Turismo y Desarrollo Local.

El "Atlas toponímico de España", de Jairo Javier García, revela curiosidades sobre la toponimia de pueblos de fuera de Madrid, como Guarroman, en Jaén, que significa 'río de los granados', y Manacor, el municipio mallorquín también de etimología árabe famoso por ser el lugar de nacimiento del tenista Rafa Nadal, que es literalmente 'lugar de monjes'.