Las personas que viven solas en la Comunidad de Madrid aumentan un 0,8% en 2016

sociedad

| 05.04.2017 - 13:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El número de personas que viven solas en la Comunidad de Madrid ha aumentado a lo largo del último año, un 0,8 por ciento, según la 'Encuesta Continua de Hogares' correspondiente a 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Respecto al resto de autonomías, los mayores incrementos se dieron en las ciudades autónomas de Ceuta (1,3%) y Melilla (1,2%), y en las comunidades autónomas de Canarias (1,2%) e Islas Baleares que registra el mismo dato que Madrid con un 0,8 por ciento. Por el contrario, los mayores descensos se dan en Castilla y León (-0,5%), Principado de Asturias (-0,3%), y Aragón, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana (-0,2% en las tres).

En el conjunto de España, las personas que viven solas han aumentado un 1,2 por ciento, un total de 54.100 más, y se sitúa ya en 4,6 millones, lo que supone que un 25,2 por ciento de los hogares del país son unipersonales. Los hogares más frecuentes vuelven a ser los formados por dos personas (30,5% del total), seguidos de los unipersonales (25,2%), aunque la población incluida en estos representa el 10,1 por ciento del total.

De este modo, los hogares más pequeños (de una o dos personas) volvieron a crecer en número durante 2016 aunque el mayor incremento se dio en los de una persona, que aumentaron un 1,2 por ciento hasta los 4.638.300 como valor medio de 2016, el 25,2 por ciento del total de hogares.

En cuanto a los hogares de cinco o más personas, constituyen el 5,7 por ciento del total, con un tamaño medio de 5,3 personas, que concentran al 12,1 por ciento de la población.

Durante 2016, los hogares de dos personas crecieron un 0,2 por ciento mientras que los de tres y los de cuatro se incrementaron un 0,1 por ciento cada uno. Por el contrario, los hogares de cinco o más personas fueron los únicos que disminuyeron (-0,8% respecto a 2015).

La encuesta revela que el número de hogares en España ha vuelto a aumentar durante el año 2016 y alcanzó los 18.406.100 como valor medio, lo que supuso un 0,3 por ciento más que en el año anterior (59.900 hogares más).

SUBEN LOS HOGARES UNIPERSONALES ENTRE MAYORES DE 65 AÑOS

En 2016, en España había 4.638.300 personas viviendo solas en el año 2016. De esta cifra, 1.933.300 (un 41,7%) tenían 65 o más años y, de ellas, 1.367.400 (un 70,7%) eran mujeres, según el INE. En cuanto a los hogares unipersonales de menores de 65 años, el 59 por ciento estaban formados por hombres y el 41 por ciento por mujeres (1.595.800, frente a 1.109.300).

Los hogares unipersonales de personas de 65 y más años aumentaron un 4 por ciento respecto a 2015. Por el contrario, los formados por personas menores de 65 años disminuyeron un 0,7 por ciento. Por sexo, los hogares unipersonales de mujeres crecieron un 0,1 por ciento y los de hombres aumentaron un 2,5 por ciento.

Respecto al estado civil, en el caso de los hombres los hogares unipersonales más frecuentes estaban formados por solteros (58,2% del total). En las mujeres, la mayoría de hogares unipersonales estaban formados por viudas (47,5% del total). Por edades, el 39,6 por ciento de las mujeres mayores de 85 años vivían solas, frente al 25,9 por ciento de los hombres.

La encuesta constata que la propensión a vivir solo difiere por sexo y edad. Así, en las edades hasta 64 años fue más elevada en los hombres. Pero en las edades mayores de 65 años dicha propensión fue mayor en las mujeres. A edades tempranas (menos de 25 años) la propensión a vivir solo fue del 1,5 por ciento en hombres y del 1,4 por ciento en mujeres.

10 MILLONES DE HOGARES FORMADOS POR PAREJAS

El número de hogares formados en torno a parejas, de derecho o de hecho, asciende a 10,1 millones, con o sin hijos. Atendiendo al número de hijos que viven con la pareja, en España había 3,86 millones de hogares formados por parejas sin hijos, un 0,3 por ciento menos que en 2015.

Además, 2,88 millones de hogares estaban formados por parejas con un hijo (un 0,9% menos que en el año anterior) y 2,78 millones por parejas con dos hijos. El número de parejas que vivían con tres o más hijos aumentó un 0,1 por ciento durante el año 2016 y se situó en 569.400, lo que representa el 3,1 por ciento del total de hogares.

Si se consideran otros tipos de hogar en los que además de la pareja figuran otros miembros, en 2016 se alcanzaron 10,7 millones de hogares en los que residía una pareja y, considerando los hogares en los que hay más de una pareja, se llegó a un total de 11,1 millones de parejas.

Las parejas casadas suponen el 85,8 por ciento del total en 2016 y las parejas de hecho el 14,2 por ciento (en un 69,3% de ellas, ambos miembros estaban solteros). El número de parejas casadas disminuyó un 0,2 por ciento y el de parejas de hecho un 3,1 por ciento.

Las parejas heterosexuales representaron el 99,1 por ciento del total y las homosexuales el 0,9 por ciento. Entre éstas últimas, un 69,5 por ciento estaban formadas por hombres y un 30,5 por ciento por mujeres. El número de parejas homosexuales se incrementó un 2 por ciento respecto a 2015, según el INE.

En cuanto a los hogares monoparentales, es decir, los que están formados por uno solo de los progenitores con hijos, estaban mayoritariamente integrados en 2016 por madre con hijos (1.591.200, el 81 por ciento del total, frente a 373.700 de padre con hijos).

En dos de cada tres hogares monoparentales (66,1%) el progenitor convivía con un solo hijo. El número de hogares formados por madre con hijos aumentó un 3,2 por ciento respecto a 2015, mientras que el de padres con hijos lo hizo un 5,1 por ciento. En conjunto, crecieron un 3,6 por ciento.

En un 40,6 por ciento de los hogares de madres con hijos ésta era viuda, en un 35,3 por ciento separada o divorciada, en un 12,1 por ciento soltera y en el 11,9 por ciento casada. Por edad, el 78 por ciento de los hogares de madre soltera con hijos estaba formado por mujeres de 35 o más años.

En una tercera parte de los hogares monoparentales (34,4%) el progenitor tenía 65 o más años, mientras que no llegaban al 5 por ciento los que tenían menos de 35 años. En el 18,4 por ciento de los hogares de padre con hijos los progenitores eran menores de 45 años, mientras que en los de madres con hijos este porcentaje fue del 24,1 por ciento.

LA MITAD DE LOS JOVENES DE 25 A 29 AÑOS VIVE CON SUS PADRES

La encuesta también revela que más de un tercio de las 5.533.100 personas entre 25 y 34 años todavía no se había independizado en 2016. Así, el 54,1 por ciento de los jóvenes entre 25 y 29 años vivían con sus padres o con alguno de ellos. Para las personas de 30 a 34 años este porcentaje se reducía hasta el 23,4 por ciento.

La forma más frecuente de convivencia para edades entre 30 y 34 años es la pareja (el 33,7% del total vivía con hijos y el 21,4% sin ellos). Por otro lado, el 77,5 por ciento de los hogares ocupaba viviendas en propiedad en 2016, tanto con pagos pendientes como sin ellos. Por su parte, los hogares que vivían en alquiler se redujeron ligeramente, situándose en el 17,3 por ciento del total, frente al 17,5 por ciento de 2015.

El régimen de tenencia de las viviendas varía según la nacionalidad. Así, el 59,4 por ciento de los hogares con algún miembro extranjero vivían en régimen de alquiler, frente al 11,8 por ciento de los hogares con todos sus miembros de nacionalidad española.

En cuanto al porcentaje de hogares con algún miembro extranjero con vivienda en propiedad con pagos pendientes aumentó al 19,2 por ciento, desde el 18,7 por ciento de 2015. En los hogares con todos los miembros de nacionalidad española el porcentaje de hogares en vivienda en propiedad con pagos pendientes se incrementó del 29,6 por ciento como valor medio de 2015 hasta el 30,1 por ciento en 2016.