Las perseidas también son para los urbanitas de Madrid, si hacen una escapada

Perseidas (Archivo)

sociedad

| 11.08.2016 - 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La de hoy es la mejor noche para ver la lluvia de estrellas de las perseidas, también conocidas como "lágrimas de san Lorenzo", un espectáculo al que normalmente son ajenos los habitantes de las grandes localidades madrileñas pero que pueden verse a una escapada en coche.

La gran contaminación lumínica de la capital y de las ciudades madrileñas impide a la mayoría de sus vecinos disfrutar de este fenómeno astronómico, una lluvia de estrellas con gran número de meteoros brillantes, hasta 500 por hora este año, según los cálculos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA).

Ver la lluvia de estrellas es sencillo, "con que tengas un cielo oscuro y mires para arriba ya está", explica a Efe Elsa de Cea, doctora en Astrofísica y planetarista del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología; una oscuridad que es precisamente el mayor obstáculo para los madrileños, que tienen que alejarse para conseguirla.

De Cea recomienda ir hacia la sierra para que las montañas permitan esquivar la luz de Madrid ya que hacia el sur habría que recorrer muchos kilómetros, hasta Toledo, para evitar la contaminación lumínica.

Al llegar, "cuanto más lejos, mejor", no es necesario saber nada de Astronomía para disfrutar de las perseidas que se ven por todo el cielo, aunque para ver un horizonte estrellado hay que alejarse en la medida de lo posible de las montañas, pese a estar en la sierra, y buscar zonas de cielo abierto.

Sin embargo, es posible que estas zonas estén más alejadas por lo que hay que decidir "cuánto quieres forzar", indica De Cea; para quienes se contenten con ver unas cuantas estrellas fugaces es más sencillo, pero los más aficionados y profesionales deberán viajar más para lograr la suficiente oscuridad.

En la región algunos lugares recomendables son el embalse de La Jarosa, en la carretera de A Coruña, el Puerto de la Morcuera, entre Rascafría y Miraflores de la Sierra (con más árboles) o la zona de la "silla de Felipe II", en San Lorenzo de El Escorial, donde se dan cita muchos vecinos. A mayor lejanía de Madrid, mejor visibilidad.

El reflejo de la Luna es también, junto a la meteorología, uno de los condicionantes para captar las estrellas fugaces. Según indica el Planetario de Madrid, cerrado por obras hasta 2017, en su página de Facebook, la Luna está creciente con una fase del 60% y en Madrid se pondrá a las 1.28 horas, cuando se produce uno de los picos secundarios de la lluvia de estrellas.

"Podremos disfrutar del espectáculo sin que su luz nos estorbe demasiado", indica el Planetario, que recomienda ver las estrellas desde que se ponga la Luna hasta que se acerque el amanecer, "mejor cuanto más tarde".

Entre las 3.00 y las 5.00 horas de la madrugada se podrán ver muchas estrellas, indica Elsa, quien recuerda que es necesario abrigarse porque pese a ser verano las temperaturas caen al anochecer y hace más frío por la altitud.

Lejos, con oscuridad y abrigo, hoy es la noche en la que mejor se podrá observar la lluvia de estrellas, pero las perseidas también iluminarán el cielo los próximos días para quienes no puedan escaparse un jueves de la capital y prefieran esperar al puente que comienza mañana.