Las llamadas al 016 han aumentado un 40 por ciento tras campaña 'Hay Salida'

sociedad

| 28.01.2015 - 16:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las llamadas al teléfono 016 -de atención y asistencia a la violencia de género- se han incrementado casi un 40 por ciento después de la campaña Hay Salida, lanzada por el Gobierno la primera quincena de diciembre para alertar a los jóvenes sobre este maltrato.

Con el eslogan Cuéntalo, la campaña dirigida a jóvenes desde los 13 años se ha proyectado durante el pasado mes en todas las televisiones, radios, prensa y marquesinas, entre otros soportes, con mensajes que animan a romper el silencio "si tu chico te aisla de tus amistades", "si tu chico te controla el móvil", "si tu chico te ridiculiza" o "si te hace sentir miedo".

7.466 LLAMADAS RECIBIDAS

En cada uno de los mensajes se recuerda el teléfono 016, al que se puede acudir ante estas situaciones. Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad facilitados a Efe, durante el mes de diciembre el total de llamadas ha aumentado un 38,9 por ciento con respecto a noviembre, ya que se registraron 7.466 frente a 5.376 del mes anterior.

El mayor número de consultas al teléfono fueron realizadas por usuarias 5.430 (3.878 en noviembre), seguidas de las consultas de familiares o allegados de las posibles víctimas que fueron 1.869 (1.352) y de otras personas 177 (146).

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ya avanzó ayer durante la presentación del informe "Percepción social de la violencia de género en la adolescencia y la juventud" ese incremento que atribuyó a la campaña de sensibilización.

El informe destaca que uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias controlar los horarios de la pareja, impedir que vea a su familia o amistades, no permitir que trabaje o estudie o decirle cosas que puede o no puede hacer.

Tras reconocer su preocupación "por los jóvenes y su percepción de la violencia de género" porque se aprecia en sus relaciones afectivas y sociales "comportamientos discriminatorios e inadmisibles", Camarero destacó que se van a poner en marcha dos nuevas campañas este año para fomentar la igualdad en los adolescentes y para prevenir y denunciar la violencia de género.