Las familias gastan 2.831 millones más en educación durante la crisis

Un estudio de la Universidad Carlos III analiza el impacto económico y social de las universidades de la región

sociedad

| 04.03.2017 - 13:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El gasto directo de los hogares españoles en educación ha aumentado en 2.831 millones de euros entre 2008 y 2014, es decir, un 32,4% en comparación con lo que pagaban por servicios de enseñanza al comienzo de la crisis.

Los datos se refieren exclusivamente a los pagos a centroseducativos y academias y por clases particulares, sin incluir los servicios complementarios ni los bienes educativos, según el informe "Las cifras de la educación en España. Curso 2014-2015" (edición de2017), publicado recientemente por el Ministerio de Educación.

En buena medida se debe a que parte de lo que han dejado de invertir las administraciones educativas ha tenido que ser aportado por las familias, según denuncian las organizaciones mayoritarias de padres de alumnos, Ceapa en la educación pública y Concapa en la privada concertada.

En ese mismo período, la inversión conjunta de lasadministraciones públicas en educación ha perdido 6.604 millones deeuros, que llegan a 8.856 millones si se considera desde 2009(excluidos los capítulos financieros, como ocurre en lasestadísticas internacionales). El gasto público en enseñanza alcanzó el récord histórico de 53.375 millones de euros en 2009.

En este tiempo, el gasto familiar educativo también ha aumentando progresivamente en relación con el PIB, pues ha pasado del 0,78% en2008 al 1,11% en 2013 y 2014. Simultáneamente, la inversión pública educativa ha caído del 4,58% del PIB en 2008 (4,95% en 2009) al 4,29% en 2014. Además, hay que tener en cuenta que el PIB ha perdido un 7,09% de valor entre 2008 y 2014.

El presidente de Ceapa, José Luis Pazos, resalta como "evidente"que lo que han dejado de gastar las entidades públicas lo tienen que"compensar" las familias, principalmente los refuerzos y apoyos académicos para los alumnos con más dificultades, o clases de inglés en academias particulares por la extensión de los centros bilingüesen varias comunidades.

"Al desinvertir, privatizas, porque llevas al terreno de loprivado muchas de las cuestiones que deberían tener respuesta desde la administración pública. Al llevarlo a lo privado, depende delbolsillo de cada uno", advierte en declaraciones a Efe. Y esto, a su vez, aumenta la desigualdad, interpreta Pazos, puesel alumno que no pueda afrontar esos gastos está "abandonado". Por eso, reprocha que Gobierno y comunidades hayan eliminado programas que contribuían a la equidad del alumnado.