Las biopsias líquidas revelan más mutaciones en tumores que las de tejidos

Investigación

sociedad

| 14.07.2015 - 08:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Las biopsias líquidas, que se efectúan con una extracción de sangre, permiten identificar mutaciones relevantes de los tumores de colon y recto que no son detectadas con la tradicional biopsia de tejidos, según una investigación internacional codirigida por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

La investigación, que publica hoy la edición en línea de la revista The Lancet Oncology, se ha desarrollado con la participación de 503 pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

A todos ellos les analizaron el ADN en sangre para detectar mutaciones de los genes KRAS, PIK3CA y BRAF en los tumores, en un ensayo en fase III, el más amplio hecho hasta ahora para comparar los datos que aporta la biopsia líquida con los de la biopsia de tejidos en pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d'Hebron, Josep Tabernero, ha explicado a Efe que el ensayo también ha demostrado que el uso del fármaco 'regorafenib', un inhibidor de diversas proteínas implicadas en la evolución del tumor, tiene beneficios clínicos modestos en pacientes con enfermedad refractaria a los tratamientos establecidos para este tipo de cáncer.

La biopsia líquida es un método rápido, mucho menos invasivo, ya que se hace con una sencilla extracción de sangre, y es altamente sensible para detectar biomarcadores RAS (KRAS y NRAS) en el cáncer de colon.

Durante el ensayo, los médicos detectaron en 41 pacientes mediante biopsia líquida mutaciones KRAS adquiridas durante el curso de su enfermedad, una detección que con la biopsia de tejido es difícil conseguir y puede provocar que los tratamientos que se prescriban a los pacientes no sean los más adecuados, según ha indicado Tabernero.

"Este es el primer estudio amplio que se ha realizado para comparar los datos de la biopsia líquida con los de la biopsia de tejidos convencional, y los resultados apuntan a que, con la nueva técnica, podemos conseguir más información sobre la mutación del tumor durante la enfermedad y afinar más la terapia de cada paciente", ha declarado Tabernero.

Según el oncólogo, la importancia de este ensayo radica en que, en la mayoría de estudios publicados que han investigado el uso de ADN en sangre para determinar el genotipo del tumor, han participado un número relativamente pequeño de pacientes, lo que limita su relevancia y capacidad para investigar posibles correlaciones entre el genotipo y el resultado clínico.

El genotipo del tumor juega un papel importante en la resistencia a los fármacos en pacientes con cáncer colorrectal metastásico, pero el genotipo que se obtiene en el momento del diagnóstico puede variar después de diversas líneas de tratamiento.

Por eso, el análisis del ADN con biopsia líquida ofrece ventajas sobre el análisis con biopsia de tejidos, y está empezando a ganar peso en el campo de la oncología.

La biopsia líquida, también conocida como test de biomarcadores basados en la sangre, es un método rápido y simplificado para determinar el estado de mutación RAS (KRAS y NAS) en tumores, ya que sólo requiere una única extracción de sangre en lugar de una biopsia de tejido o un procedimiento quirúrgico.

Además, proporciona resultados del estado de la mutación en pocos días, lo que ayuda a decidir el tratamiento más específico.

Tabernero ha asegurado que se trata de un paso más en la medicina personalizada, aunque ha reconocido que la biopsia líquida aún tiene algunos interrogantes, como la posibilidad de que no todos los tumores liberen una cantidad suficiente de ADN en la sangre como para facilitar su detección.

"La biopsia líquida no sustituye a la del tejido. La del tejido es más estática, esto sólo lo tenemos una sola vez en la evolución de la enfermedad del enfermo. La biopsia líquida, como que sólo se trata de sacar una muestra de sangre, la podemos tener tantas veces como queramos", ha precisado Tabernero.

"Hemos demostrado que en el cáncer colorrectal es un arma que nos da una información determinada que va muy bien, pero eso no quiere decir que todos los enfermos necesiten biopsia líquida. Somos nosotros los que determinamos en qué enfermos esta información nos puede ayudar a decidir qué tratamiento es el mejor para el enfermo", ha puntualizado el especialista.