Lagos subterráneos pueden alterar la composición de los mares de Titán

Lagos de Titán (Archivo)

sociedad

| 02.09.2014 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

Las lluvias de metano de Titán podrían interactuar con materiales helados presentes en depósitos subterráneos. Asi lo revela un estudio sobre el ciclo hidrológico del satélite de Saturno, --que presenta mares de metano en superficie--, dirigido por Olivier Mousis, de la Université de Franche-Comté, junto con el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en el marco de la misión internacional Cassini.

Encontraron que la formación de materiales llamados clatratos cambia la composición química de la escorrentía de la lluvia que llena estos yacimientos de hidrocarburos, lo que lleva a la formación de depósitos de propano y etano que pueden alimentar algunos ríos y lagos.

"Sabíamos que una fracción significativa de los lagos en la superficie de Titán podría estar relacionado con masas ocultas de líquido debajo de la corteza de Titán, pero no sabíamos cómo iban a interactuar", dice Mousis. "Ahora, hemos modelado el interior de la Luna con gran detalle, y tenemos una mejor idea de cómo pueden ser estos lagos u océanos ocultos".

Mousis y sus colegas modelaron cómo un depósito del subsuelo de hidrocarburos líquidos se difundiría en toda la corteza porosa helada de Titán. Encontraron que esta difusión podría causar un nuevo depósito - formado a partir de clatratos - en la parte inferior donde el depósito original se encuentra con capas de hielo no porosas, informa la ESA. Los clatratos son compuestos en los que el agua forma una estructura de cristal con pequeñas jaulas que atrapan otras sustancias como el metano y el etano.

En la Tierra, los clatratos que contienen metano se encuentran en algunos sedimentos polares y oceánicos. En Titán, la presión en la superficie y la temperatura permiten clatratos que se forman cuando los hidrocarburos líquidos entran en contacto con el hielo de agua, un componente principal de la corteza de la luna. Estos clatratos podrían permanecer estables incluso varios kilómetros debajo de la superficie de Titán.

"Una de las propiedades interesantes de los clatratos es que causan fraccionamiento - en este caso, atrapan y dividen moléculas en una mezcla de fases líquidas y sólidas", añade Mousis. Debido a esto, los astrónomos han sugerido que los clatratos pueden ser responsables de muchos fenómenos inusuales en Titán, incluyendo el agotamiento de los gases nobles pesados en la atmósfera de la luna, y las variaciones en el radio polar de la luna.

CAMBIO DE COMPOSICION

Los embalses de clatratos en el subsuelo de Titán podrían interactuar y fraccionar el metano líquido en el lago subterráneo de hidrocarburos original, cambiando lentamente su composición. Eventualmente, los lagos subterráneos que han entrado en contacto con la capa de clatrato principalmente se componen de propano o etano, en función del tipo de clatrato que se haya formado.

En superficie, los lagos alimentados por estos depósitos de propano o etano del subsuelo muestran el mismo tipo de composición, mientras que los alimentados por la precipitación serían diferentes y contienen metano, nitrógeno, y trazas de argón y monóxido de carbono.

La misión Cassini Solsticio, una extensión de la Cassini que se prolongará hasta 2017, dará a los científicos la oportunidad de explorar los lagos de superficie de Titán aún más estrechamente mediante la realización de un período adicional de 54 sobrevuelos cercanos de la luna de Saturno.