La Virgen del Pilar ilumina Zaragoza con un manto de flores rojas

sociedad

| 12.10.2012 - 21:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Virgen del Pilar luce hoy en el exterior de la basílica, donde se custodia la imagen, un manto salpicado de flores rojas que por primera vez iluminan de carmesí la ciudad de Zaragoza gracias a la ofrenda floral que los devotos le ofrecen desde primeras horas de la mañana.

La ausencia de lluvia, un viento ligero y unas temperaturas suaves que apenas varían cuando el sol sale o se oculta entre las nubes, han favorecido una asistencia masiva que, al final de la jornada, se espera que favorezca un nuevo récord de participación en este acto central de las Fiestas del Pilar de 2012.

Miles de personas ataviadas con trajes regionales aragoneses, pero también de otras comunidades autónomas y de catorce países han iniciado a las 07.30 horas de la mañana un largo recorrido desde el centro de la ciudad hasta la plaza del Pilar para depositar sus ofrendas.

Este año, en virtud del acuerdo adoptado por la Comisión de Actos Tradicionales de las Fiestas del Pilar, la Virgen se ha vestido con un tejido de flores rojas, aunque en sucesivas convocatorias vestirá mantos de distintos países iberoamericanos para potenciar la coincidencia de celebración con el Día de la Hispanidad.

Así lo ha asegurado a los medios de comunicación uno de los miembros de la comisión, el concejal responsable de Cultura en el Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, para quien "la idea de aumentar la vinculación con Latinoamérica es potente y da mucho juego".

A pesar de modificar el color de su manto, en el centro de tejido floral figura la imagen de la Cruz de Lorena, vinculada tradicionalmente a la Virgen, aunque se ha duplicado su tamaño para resaltar su relevancia en el conjunto.

Ante la imagen de la Virgen desfilan de forma multitudinaria oferentes españoles, pero también, con trajes variados y de gran colorido, de México, Perú, Bolivia, Honduras, Japón, China, Ghana, Italia, Venezuela, Ecuador, Rumanía, Guinea Ecuatorial, Chile y Colombia.

Este año la comunidad ecuatoriana ha tenido un protagonismo especial con la participación y actuación de tres grupos de este país, las asociaciones El Cóndor, Sociocultural Ecuador y Reencuentro Andino.

Al tiempo que los voluntarios colocan con extrema habilidad las flores de la ofrenda sobre el manto y el resto de la estructura metálica de 15 metros de altura y 40 toneladas de peso, los distintos grupos han ofrecido cantos y bailes de diversa procedencia ante la imagen para expresar su devoción al ritmo de la música.

Según ha explicado en rueda de prensa el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, las condiciones climatológicas que se registran hoy hacen prever que la Ofrenda de Flores sea un "éxito" al final de la jornada, con unos 350.000 visitantes, que habrán depositado seis millones de flores, para vestir el manto de rojo por primera vez, para iniciar una nueva tradición vinculada a la Hispanidad.

Blasón Aragonés ha sido el grupo encargado de iniciar la ofrenda, a la que se han inscrito 497 grupos, 55 de los cuales participan por primera vez.

Aunque la ofrenda de flores se remonta a los años cuarenta del siglo XX, cuando el Camarín de la Virgen se adornaba los días de fiestas, no fue hasta el 12 de octubre de 1958 cuando se organizó la primera con carácter popular con una asistencia de 2.000 personas.

Este tipo de ofrenda, con la réplica de la imagen de la Virgen del Pilar en la fachada de la basílica, perduró hasta 1998, cuando a propuesta del cineasta Bigas Luna se cambió su ubicación al centro de la plaza del Pilar, donde permanece.