La venta y el consumo de heroína llega a zonas del centro de Madrid

Es la prioridad de la policia y la preocupación de los vecinos: identificar y neutralizar los puntos de venta de droga en Madrid.

sociedad

| 17.02.2018 - 18:59 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La venta y el consumo de heroína no ha aumentado en la ciudad de Madrid, pero sí se ha hecho más visible al desplazarse del asentamiento de la Cañada Real, en las afueras de la capital, a zonas más céntricas como Vallecas y Lavapiés, según han señalado varias fuentes consultadas por Efe.

Los datos del organismo de Madrid Salud, dependiente del Ayuntamiento de la capital, evidencian que no ha habido un repunte en el consumo de heroína y otros opiáceos en los últimos años.

Así, en 2016 el número de pacientes atendidos en la red de centros de adicciones fue de 8.493 personas, de las cuales 2.588 tenían como sustancia principal de abuso un opiáceo, siendo 181 los casos nuevos.

Las cifras globales son inferiores a las de años anteriores, ya que en 2015 los pacientes atendidos por opiáceos ascendieron a 2.653 y en 2014 a 2.734, de los cuales 233 y 202 eran nuevos, respectivamente.

A falta de hacer públicos los datos de la memoria de Madrid Salud de 2017, fuentes de la Subdirección General de Adicciones han avanzado a Efe que ha vuelto a descender el número de personas atendidas por consumo de opiáceos respecto a años anteriores.

Además, las mismas fuentes han señalado que la mayoría de los consumidores de heroína atendidos en 2017 son "crónicos" que se han trasladado a zonas más céntricas de la capital debido a la proliferación de los 'narcopisos' (viviendas dedicadas a la venta de droga) en Puente de Vallecas y distrito Centro.

"Antes consumían directamente en La Cañada y era mucho más invisible", sostienen.

La "preocupación" de los vecinos por este asunto ha llevado a Madrid Salud a poner el foco en los recursos de detección de drogodependencia a través de estudios cualitativos, como uno realizado recientemente en Vallecas por parte de Proyecto Hogar.

"No hay una ola de consumo ni de nuevos consumidores", han asegurado a Efe fuentes de esta asociación, que colabora con el Instituto de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid.

Su objetivo es "ofrecer una respuesta al malestar generado en vecindad y comerciantes de determinadas zonas del municipio" como consecuencia del "deterioro de espacios públicos asociado a la concentración de población drogodependiente".

"Por nuestra experiencia de trabajo, el fenómeno de la drogodependencia en Madrid muta pero no aumenta", sostienen desde la asociación, donde corroboran la tesis de Madrid Salud de que lo que han cambiado han sido las zonas de venta y consumo de heroína al desplazarse de la Cañada Real a zonas más céntricas como Vallecas.

El portavoz de la asociación de vecinos de Puente de Vallecas, Jorge Nacarino, denuncia a Efe que en el distrito "vuelve a haber heroína".

"Cuando eliminas un punto (de venta y consumo de droga), desplazas el problema a otro lado", dice en referencia a la Cañada Real.

Aunque "no es habitual" ver jeringuillas usadas en el distrito, ya que asegura que muchos consumidores de hoy en día optan por fumar la heroína en lugar de inyectársela, sí que hay "gente muy deteriorada" por los alrededores de los 'narcopisos', lo que en su opinión da una idea de "lo que está pasando".

Por su parte, Manolo Osuna, presidente de la asociación de vecinos 'La Corrala', en Lavapiés, asegura a Efe que en el barrio también han detectado un aumento en la venta y el consumo de heroína fruto del desmantelamiento de La Cañada.

"Se ve gente en la calle pidiendo con la cara demacrada, algo que hace tiempo que no se veía", cuenta.

Además, ha indicado que en una farmacia de la calle de Lavapiés ha incrementado la venta de jeringuillas y "han dejado de traerlas para no venderlas".

Aunque la visibilidad de la venta y consumo de heroína ha aumentado en zonas del centro de la capital, los datos de la Policía Nacional refuerzan la idea de que este fenómeno no llega al nivel de alarma.

En un total de 105 'narcopisos' desmantelados en 2017, la mayoría de ellos en Puente de Vallecas (24) y en distrito Centro (19), los agentes se incautaron de cerca de 200 kilos de droga, pero la mayor parte era marihuana (123,8 kilos).

Le seguía el hachís con 21,9 kilos, la cocaína con 19,6, las sustancias sintéticas con 13 mientras que la incautación de heroína quedaba muy atrás con 0,46 kilos.