La Semana Santa se cierra con 26 fallecidos, la cifra más baja desde 1965

sociedad

| 02.04.2013 - 11:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las vacaciones de Semana Santa se han saldado con la muerte de 26 personas en las carreteras, la cifra más baja desde 1965 y que supone, además, 19 víctimas mortales menos que en el año anterior, cuando perdieron la vida 45 personas.La directora general de Tráfico, María Seguí, ha ofrecido un balance de la siniestralidad en la Semana Santa y ha subrayado que la cifra dista mucho de las 173 víctimas mortales que se registraron en 1992.

En total, se han registrado 23 accidentes mortales, en los que 26 personas han perdido la vida y otras 78 personas han resultado heridas de gravedad -121 heridos menos que en 2012-, según el cómputo de la Dirección General de Tráfico (DGT) a 24 horas.Aunque María Seguí ha reconocido que se ha producido en torno a un millón de desplazamientos de largo recorrido menos de los previstos -11,9 millones frente a los 13 que inicialmente previó la DGT-, ha incidido en que el descenso de la mortalidad (un 42,2 por ciento) ha sido mayor en términos porcentuales que el de movimientos de vehículos (un 6,11 %).

De todos modos, la responsable de Tráfico sólo considerará positivo el balance cuando la siniestralidad sea cero, un objetivo para el que su departamento seguirá trabajando.

Cinco comunidades autónomas -Baleares, Cantabria, Extremadura, País Vasco y La Rioja- no han contabilizado accidentes mortales y en las únicas donde se ha incrementado el número de fallecidos respecto a la Semana Santa del año pasado han sido Canarias, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia.

PROVINCIAS

Por provincias, y además de las comunidades uniprovinciales ya citadas, no se han registrado víctimas mortales en Álava, Albacete, Badajoz, Burgos, Cádiz, Cáceres, Castellón, La Coruña, Granada, Guadalajara, Guipúzcoa, Huelva, León, Lérida, Lugo, Málaga, Orense, Palencia, Las Palmas, Salamanca, Sevilla, Segovia, Soria, Teruel, Valladolid, Vizcaya, Zamora y Zaragoza.Seguí ha explicado que tres de las personas muertas eran conductores de motocicletas -la misma cifra que en 2012- y que los tres llevaban puesto el casco, que, sin embargo, no usó el ciclomotorista que también murió.

De los trece ocupantes de turismos y furgonetas que han perdido la vida -31 el año pasado-, sólo dos no llevaba puesto el cinturón de seguridad, ha añadido la responsable de la DGT, quien no ha descartado que estén "teniendo impacto" las campañas de Tráfico en los días previos a la Semana Santa para concienciar del uso de los elementos de seguridad.

También ha destacado el hecho de que ningún niño ocupante de turismo haya muerto, aunque uno pereció en accidente de bicicleta, y ha recordado que dos de los fallecidos fueron a causa del derrumbe de un puente en Fuencaliente (Ciudad Real) y no por causas de la circulación o el vehículo.

PETATONES

Respecto a los peatones, ha muerto uno frente a los seis de la Semana Santa del año pasado. El grupo de edad con mayor número de víctimas mortales ha sido el de entre 25 y 34 años, con siete y precisamente el único tramo donde ha aumentado la mortalidad.

Entre las doce de la noche y las siete de la mañana se ha producido el mayor número de siniestros mortales, con nueve fallecidos, por delante del tramo entre las siete y las dos de la tarde, con nueve.Como es habitual, las salidas de vía (ocho fallecidos) y las colisiones frontales (seis) han sido el tipo de accidente con más siniestralidad mortal.

Y por el tipo de vía, una vez más las carreteras convencionales se han cobrado el mayor número de víctimas, en concreto 21, aunque esta cifra representa catorce menos que en 2012. En autopistas ha fallecido una persona y en autovía, cuatro.Una de las novedades de este año ha sido el radar "Pegasus" que desde un helicóptero ha vigilado la velocidad de los vehículos en las carreteras secundarias.

El temor al "Pegasus", ha dicho María Seguí en respuesta a los periodistas, en nada ha influido en la rebaja de la siniestralidad, porque "el que no infringe, no tiene nada que temer". Seguí ha aprovechado para recordar a las víctimas y a sus familiares que desde febrero están ya funcionando las oficinas de atención a las víctimas o unidades de coordinación en 45 de las 42 jefaturas de Tráfico.