La ONCE ha entregado en 25 años más de 2.500 perros guía

La Reina Sofía ha presidido el 25 aniversario de la Fundación ONCE del Perro Guía

sociedad

| 24.09.2015 - 09:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG) ha entregado en sus 25 años de historia más de 2.500 perros guía de manera gratuita a personas con discapacidad visual grave o ceguera, ofreciéndoles con su ayuda a los usuarios "seguridad" y "autonomía" para poder desarrollar su actividad diaria, y hoy recibirá la visita de la Reina Doña Sofía, quien presidirá el acto de celebración del 25 aniversario de la institución.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la directora de la Fundación ONCE del Perro Guía, Matilde Gómez, ha agradecido su labor a las más de 3.000 familias de España que han acogido durante un año en sus hogares a estos perros cuando eran cachorros, dedicándoles su tiempo y cariño para que, pasado este periodo de socialización, los canes puedan regresar a la Escuela de la Fundación ONCE del Perro Guía, donde reciben entrenamiento durante seis u ocho meses.

"El perro guía aporta seguridad a la hora de desarrollar su actividad del día a día al usuario con la máxima autonomía. Garantiza que los desplazamientos se hagan con más seguridad gracias al entrenamiento del perro de casi dos años, entre lo que las familias educadoras le han aportado y los entrenadores. Así, garantiza su seguridad en cualquier entorno", ha explicado.

MAS DE 1.000 PERROS GUIA EN ACTIVO

Hoy en día la lista de espera para llegar a recibir un perro de estas características es de 260 personas, ya que la 'capacidad de producción' de este tipo de perros para la Fundación es de 150 aproximadamente al año. Cada uno tiene un coste económico para la ONCE de 31.000 euros y son 1.040 los perros guías los que en la actualidad están en activo en toda España.

El perro de la directora de la FOPG, Denis, lleva conviviendo con ella "nueve años y medio". Juntos asistieron a la entrega del Premio Príncipe de Asturias de 2013 a la ONCE por sus 75 años de historia y para ella, según ha asegurado, fue un momento inolvidable que todavía hoy recuerda.

"Me acompañó ese día y no lo olvidaré nunca. Es una relación íntima y de fidelidad. Son 24 horas al día, perciben tu estado de ánimo y su cariño no tiene precio. Si le dejas sólo dos minutos porque vas a tirar la basura y vuelves parece que no te han visto en un año. Recompensa mucho los sinsabores del día a día", ha expresado.

ENTRENAMIENTO DIARIO DESDE SU NACIMIENTO

Las razas más utilizadas son labrador retriever, golden retriever, pastor alemán y flat coated retriever porque son los canes más "adaptables" a los cambios de situaciones y de ambientes. "El que mejor se adapta, con diferencia, es el labrador", ha subrayado la responsable de Perreras de la FOPG, Patricia Alcántara.

Los perros nacen en la FOPG tras una exigente selección de sus progenitores para conseguir que los cachorros gocen de buena salud y tengan un carácter afable. El trabajo de adiestramiento comienza prácticamente desde su nacimiento, según ha señalado la instructora de perros guía de la FOPG, Elisenda Stewart, que ha afirmado que ya desde cachorros se les empieza a evaluar sus condiciones físicas y de temperamento.

Al cumplir dos meses, marchan a vivir con una familia de acogida para sociabilizarse a la que la ONCE proporciona el apoyo técnico y cubre con todos los gastos económicos que genere el animal. Según ha contado una familia que ya ha acogido en su casa a 28 perros guías, es una labor muy agradecida porque estos animales serán los "ojos" de otras personas.

"Yo acabo de dejar a una perrita en entrenamiento. Venía todos los días conmigo a la oficina, a misa, al teatro, al tren, al metro, al taxi. Hasta en la oficina era una más. Ha sido una perra muy tranquila, una más de la oficina", ha bromeado Sofía Kristic, una joven que, junto a su hermana, han reconocido que dejar al perro en el centro de entrenamiento les da un poco de "pena".

De nuevo en la FOPG, les enseñan a sortear obstáculos, desplazarse en transporte público, marcar bordillos o escaleras, no distraerse con otros perros e incluso la técnica de la "desobediencia inteligente": enseñar a que el perro desobedezca al usuario. "Con los coches eléctricos tenemos el problema de que el usuario pueda no escucharlo y querer cruzar una calle. Con esta técnica, aunque el usuario le diera la orden de cruzar, el perro no le dejaría", ha explicado.

La 'vida útil' del perro guía suele rondar los 10 años aproximadamente. Llegado el momento de su jubilación, el can puede volver al albergue de la FOPG, o bien ser adoptados por familias voluntarias, instituciones u organizaciones dispuestas a disfrutar de ellos.