La Policía instruye a las personas mayores para que puedan evitar robos

Los mayores son las víctimas principales de los timos, hurtos domésticos y estafas y también se sienten más desprotegidos

sociedad

| 24.10.2016 - 16:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Para evitar que las personas mayores sufran robos, tirones o timos o para que sepan reaccionar cuando son víctimas de ellos la Policía Nacional imparte charlas dirigidas específicamente a este colectivo. Telemadrid ha asistido a una de ellas en el barrio de Salamanca. Los mayores son las víctimas principales de los timos y también las personas que, por norma general, se sienten más desprotegidas. Para paliar esta situación la Policía Nacional participa en un programa que consiste en dar charlas en los centros cívicos, en las que se informa de manera específica de seguridad ciudadana para ese colectivo.

Son cursos de formación para que los mayores puedan sentirse más seguros y evitar que les puedan ocurrir percances. La iniciativa ha tenido una buena acogida por parte de este colectivo que valora las políticas preventivas ya que las personas mayores son un colectivo vulnerable que a veces peca de un exceso de confianza.

TIMOS. HURTOS Y ESTAFAS

En las charlas se informa de las situaciones de riesgo en las que se pueden ver envueltos tanto en su domicilio como en la calle y también en los viajes, de cómo evitarlas y qué hacer si llegan a ser víctimas. Este tipo de colectivo es objetivo claro de timos, hurtos domésticos y estafas.

Las personas mayores no son el grupo con mayor número de incidencias, pero el hecho de que sean víctimas genera mucha incomodidad porque muchos tienen problemas para desplazarse a presentar la denuncia e incluso para realizar un reconocimiento fotográfico de los delincuentes.

En Madrid ha aumentado también la preocupación por rob os con violencia en este colectivo. En muchos casos se registran a primeros de mes, con el cobro de pensiones en las entidades bancarias, porque los mayores suelen tener rutinas, por lo que con vigilancia es posible acometer los robos. Asimismo, por las propias características del grupo, también tienen más propensión a ser engañados por personas que los atienden e incluso no llegar a denunciar pequeños hurtos al achacar las pérdidas de objetos a extravíos y no a sustracciones.