La Policía detiene a José María Ruiz-Mateos en su domicilio de Somosaguas

sociedad

| 28.08.2012 - 09:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, que ha sido detenido en la mañana de este martes en su domicilio de Somosaguas por orden de la juez María Pascual, será puesto este miércoles a disposición del Juzgado de Palma que ha reclamado su arresto para que declare en una causa por estafa. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares han informado hoy de que la Policía ha comunicado a la juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma que Ruiz-Mateos pasará mañana día 29 a disposición del Juzgado "en horario de audiencia", es decir, por la mañana.

Cuatro agentes de la Policía Nacional han acudido esta mañana hasta la casa de José María Ruiz-Mateos en dos vehículos y han salido minutos después con el empresario y su hija Begoña Ruiz-Mateos en uno de ellos. A continuación se han dirigido a la comisaría de Pozuelo.

La juez María Pascual ordenó ayer la búsqueda y detención inmediata de Ruiz-Mateos después de que este no acudiera el pasado jueves por tercera vez a su citación en el Juzgado de Palma.

El empresario ya fue arrestado la mañana del pasado miércoles y pasó todo el día en la misma comisaría de Pozuelo, en cumplimiento de una anterior orden de detención que dictó la juez para asegurarse su presencia el jueves en su tercera citación por la misma causa, una supuesta estafa en la compra de un hotel en Mallorca.

Finalmente, y de madrugada, la juez lo puso en libertad por "razones humanitarias", aunque con la obligación de comparecer al día siguiente en el Juzgado, cosa que no hizo alegando problemas de salud.

Ruiz-Mateos está citado a declarar por la ampliación de la querella de Francisco Miralles en relación con la compra del hotel Eurocalas de Mallorca, que acusa al empresario jerezano, junto a sus hijos varones, de una estafa de 13,9 millones de euros como avalistas de un sobrino que adquirió el establecimiento por 24 millones de euros. La juez investiga la supuesta comisión de delitos de estafa, administración desleal y alzamiento de bienes.