La policía de Canadá investiga otros crímenes del actor porno detenido en Berlín

Luka Rocco Magnotta, de 29 años ha sido detenido en un ciber café berlinés

Se le acusa de asesinar y descuartizar a su amante en Montreal el pasado 24 de mayo

La Interpol ha puesto fin a "la cacería del hombre" con su detención

sociedad

| 05.06.2012 - 13:51 h

Luz Fraile

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Luka Rocco Magnotta, canadiense de 29 años, presuntamente asesinó y desmembró a un estudiante chino en Montreal, y después envió varias partes de su cadáver a partidos políticos. Ayer fue arrestado sin que opusiera resistencia en un cibercafé en un barrio de Berlín, en una zona de bares gays, después de 10 días de huida.

Al parecer, el presunto asesino se encontraba buscando artículos en la red sobre sí mismo y su presunto crimen. Testigos presenciales han relatado que los agentes preguntaron al sospechoso: "¿Eres tú el hombre buscado?" y él respondió: "Sí, soy yo".

El canadiense no tuvo reparos en grabar el horrible crimen, que fue difundido en Internet. La cinta de vídeo, de diez minutos, muestra a un hombre apuñalando a su víctima desnuda y atada con un picahielo. El agresor le parte en pedazos y se come parte de su carne. Además, también realiza actos sexuales con el cadáver.

Hoy el actor porno canadiense declarará ante un juez alemán, después comenzarán los trámites de la extradicción a Canadá, donde la policía sospecha que puede ser también el autor de otros crímenes especialmente sangrientos.

Luka Rocco Magnotta ha protagonizado en el pasado sucesos extraños, como la grabación de videos en los que mataba cruelmente a gatitos. Días antes del crimen de su amante, comentó a varios amigos a través de correos electrónicos, sus planes de realizar una película de crímenes reales con seres humanos. "Cuando has probado el placer de matar, tienes sed de sangre", escribió.