La participación de militares en las procesiones aumenta un 10 por ciento

Miles de malagueños dan una calurosa acogida a La Legión en la procesión de Mena

sociedad

| 06.04.2012 - 15:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Papel muy destacado en la Semana Santa desempeñan las Fuerzas Armadas.

El Ministerio de Defensa estima que la participación de militares estos días ha subido un 10 por ciento con respecto al año pasado. Atrás queda ya la polémica suscitada por el Gobierno de Zapatero tras prohibir los honores militares en actos religiosos.

Desde 1994, que se aprobó la Orden Ministerial de 14 de octubre, la participación de los militares en estos actos es voluntaria.

La asistencia voluntaria influye en la formación de las unidades que participan (deja de ser la unidad orgánica completa para ser una unidad formada exclusivamente por voluntarios) y también en la forma en que se prestan los honores militares.

Los honores militares, cuyas dos expresiones más significativas son la posición del arma y la interpretación del himno nacional, están reservados a la bandera, el Rey, la Familia Real, el presidente del Gobierno y otras autoridades civiles y militares, y están limitados a las tomas de posesión, la presidencia de actos militares y las visitas oficiales.

Cortesía militar.

LA LEGIÓN EN EL JUEVES SANTO MALAGUEÑO

Miles de malagueños asistían este Jueves Santo al desembarco de la Legión y al traslado del Cristo de la Buena Muerte.

Los caballeros legionarios del Tercio Don Juan de Austria, tercero de la Legión, con base en Viator (Almería), llegaron al muelle 2 del puerto al ritmo de la conocida marcha 'El novio de la muerte'.

Al grito del espíritu de la muerte, uno de los compromisos del credo legionario --"el morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde"--, descendían por la pasarela, como también lo ha hecho la cabra.

En el puerto les esperaban miles de malagueños, además de diversas autoridades militares y civiles. El acto contó con la presencia del actor Antonio Banderas.