La OMS distingue a España por combatir el contrabando de tabaco

La OMS ha hecho un llamamiento a todos los países a seguir el "ejemplo" de España

El consumo de tabaco, que cada año provoca la muerte de casi seis millones de personas

sociedad

| 29.05.2015 - 14:07 h
REDACCIÓN
Más sobre: tabacoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha premiado la labor desarrollada por España para combatir el comercio ilícito de productos de tabaco, que en la última década ha intervenido más de 116 millones de cajetillas de contrabando y más de 280 contenedores de tabaco ilícito. Con motivo de la celebración del Día Mundial sin Tabaco el próximo 31 de mayo, la OMS ha hecho un llamamiento a todos los países a seguir el "ejemplo" de España, el primer país europeo en ratificar, junto con Austria, el protocolo contra el comercio ilícito de tabaco. Esta medida permitiría reducir el consumo de tabaco, que cada año provoca la muerte de casi seis millones de personas, elevar los ingresos fiscales de los Estados y evitar la financiación de actividades del crimen organizado.

Uno de cada diez cigarrillos podría ser de procedencia ilícita, según la OMS, que estima que, con la eliminación o reducción del contrabando, cada seis años, un millón de personas se libraría de una muerte prematura atribuible al consumo de tabaco, sobre todo en los países con ingresos medios y bajos.

Hasta la fecha, el protocolo solo ha sido ratificado por ocho países, muy por debajo de los cuarenta países que deben asumirlo para que se convierta en un instrumento jurídico internacional.

El objetivo del protocolo de la OMS, aprobado en noviembre de 2012, es mejorar los instrumentos disponibles en los países para combatir el contrabando, la falsificación y la fabricación ilegal de tabaco.

Uno de sus objetivos primordiales es la protección de la cadena de suministro al exigir que en los cinco años siguientes a su entrada en vigor se establezca un régimen mundial de seguimiento y localización de cualquier producto del tabaco fabricado o importado en los distintos países que adopten el protocolo.

También establece una batería de medidas referidas a la concesión de licencias, la diligencia de los operadores del sector, las sanciones, la destrucción de los productos intervenidos, así como la cooperación internacional.

El director general asistente de la OMS, Oleg Chestnov, ha reconocido el éxito de España en la lucha contra el tráfico ilícito de tabaco y ha destacado la colaboración del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.En nombre del Gobierno, han agradecido el reconocimiento a España el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, y el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.

Moreno ha subrayado que la epidemia del tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública mundial y que lamentablemente el tabaco es una de las sustancias más consumidas en España.

UN 40% DE FUMADORES

La Encuesta Domiciliaria sobre el Alcohol y otras Drogas en España del pasado marzo revela que más del 40 por ciento de la población del país entre 15 y 64 años ha consumido tabaco en los últimos doce meses.

El tabaco es una sustancia adictiva, que comienza a consumirse alrededor de los 16 años, con más intensidad en hombres (44 por ciento) que en mujeres (37 por ciento).

"Cualquier gobierno del planeta debe hacer lo que esté en su mano para trabajar contra la epidemia del tabaquismo", ha resaltado el secretario general de Sanidad, tras recalcar que el cáncer es una de las peores consecuencias que tiene el consumo de tabaco.

El 87 por ciento de las muertes por cáncer del pulmón en el caso de los hombres y el 84 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón entre las mujeres son atribuibles al tabaco, que también puede provocar cánceres de vejiga, laringe, riñón, páncreas y del sistema nervioso central.

Por su parte, Menéndez también ha insistido en que el contrabando de tabaco acarrea una triple consecuencia negativa: un perjuicio económico directo a la Hacienda pública española y al presupuesto de la Unión Europea, pone en riesgo la seguridad y supone un riesgo para la salud pública, al tratarse de un producto no controlado al tienen acceso los menores y otros colectivos desprotegidos.

En el mismo acto, el gerente de la Iniciativa Libre de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Armando Peruga, ha animado a España a aprobar el etiquetado genérico de las cajetillas de cigarrillos.

Peruga ha explicado que el empaquetado genérico es una recomendación del tratado de la OMS para reducir el consumo de tabaco, del que España es firmante.

"La OMS anima siempre a los países firmantes de este tratado a que consideren la posibilidad de seguir el ejemplo de Australia, Reino Unido e Irlanda y, en todo caso, no oponerse a que estos países lo hagan", ha apuntado.

En cuanto a los cigarrillos electrónicos, Peruga ha precisado que la OMS recomienda la regulación del uso de estos dispositivos para evitar que los jóvenes comiencen a utilizarlos y para no haya ningún tipo de reclamaciones sanitarias en esta materia.