La ola de frío deja -17,2ºc, la temperatura más baja en dos años en España

Un total de 36 capitales se han congelado, sobre todo León (-11,5) y Teruel (-10,1)

La nieve cubre las playas de Orihuela y deja a Jávea incomunicada con Denia por el Montgó

La nieve cierra carreteras y complica tráfico en el este peninsular y Baleares

sociedad

| 18.01.2017 - 12:38 h
REDACCIÓN

España tirita a causa de las bajas temperaturas que se están registrando durante las últimas horas, con valores cercanos a los -10 grados en muchos lugares-, y las incidencias más importantes han sido las causadas por la inusual nieve que ha caído en el este peninsular.

Esas precipitaciones de nieve han obligado a suspender las clases en trece municipios de la provincia de Alicante y en uno de Valencia, una medida que ha afectado a unos 28.000 alumnos, según datos de la Consellería de Educación.

La nieve -que ha puesto en alerta roja (riesgo extremo) a las provincias de Valencia y Alicante- ha provocado una sucesión de estampas inéditas en localidades costeras como Dénia o Jávea y que el manto blanco llegue hasta la misma playa.

Son nevadas que no se registraban en el litoral levantino desde hacía más de treinta años y que han causado además importantes retenciones en muchas carreteras. Además, van acompañadas de un fuerte viento y oleaje que ha obligado a la flota de muchos municipios del litoral levantino a permanecer amarrada.

Todas las comunidades -excepto la de Canarias- han amanecido hoy en alerta por el intenso frío, el viento o las nevadas, una situación que ha obligado a cortar durante varias horas algunas carreteras de la red principal en las provincias de Alicante y Valencia.

La ola de frío también ha complicado el tráfico en las Islas Baleares donde las placas de hielo que se han formado durante la madrugada han provocado el cierre algunas carreteras secundarias.

Se han registrado además interrupciones al tráfico a causa de la nieve en carreteras secundarias del Pirineo en Navarra y en la Comunidad de Aragón, y se han reiterado los llamamientos para extremar las precauciones en la conducción ante la probabilidad de encontrar placas de hielo en la calzada.

El intenso frío que afecta a toda la península ha justificado además que se activen dispositivos y protocolos para atender y proteger a las personas más vulnerables, y por ejemplo en Murcia se han atendido a quince personas que se encontraban en la calle.

Las bajas temperaturas que se registran en España se van a trasladar también al consumo eléctrico, y para hoy espera un pico máximo de demanda que no se registraba desde el invierno de 2012, según las previsiones de Red Eléctrica de España (REE).

En Cataluña, la ola de frío siberiano ha hecho caer los termómetros a temperaturas glaciales, que empezarán a remontar a partir de mañana después de registrar -21,6ºC en Das (Girona), solo a un grado de su récord histórico, -15ºC en Puigcerdà (Girona), o un insólito -1ºC en algún barrio de Barcelona.

El oleaje de los últimos temporales, incluido el de estos días avivado por el viento, se ha llevado gran parte de la arena de las playas de Barcelona, y ha obligado incluso a algunos de los chiringuitos a instalar sacos de tierra para protegerse del agua.

La situación meteorológica se va a prolongar durante los próximos días, y la ola de frío que afecta a toda la Península y a las Islas Baleares volverá mañana a dejar temperaturas muy bajas en el centro y el norte peninsular, de hasta 11 grados bajo cero, y copiosas nevadas en las provincias de Alicante y Valencia, con una acumulación de nieve en éstas de entre 15 y 25 centímetros de espesor.