La OCU pide sanciones que acaben con manipulación del precio de las gasolinas

sociedad

| 11.03.2013 - Actualizado: 14:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Llenar el depósito sigue estando por las nubes, aunque hoy lunes quizá les salga más barato. Es el conocido como efecto lunes, día en el que las gasolineras aprovechan para bajar los precios coinciendo con la remisión de datos a Bruselas. En algunas estaciones de servicio, la diferencia entre el precio del viernes y hoy alcanza los 3 céntimos por litro.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido a los organismos reguladores que sancionen a las compañías responsables de comportamientos contrarios a la competencia y que promuevan medidas eficaces para acabar con la manipulación de los precios de los carburantes.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) abrió la pasada semana un expediente informativo a las petroleras por el llamado "efecto lunes", que consiste en que los operadores bajan los precios este día de la semana -cuando la Comisión Europea recoge datos para las estadísticas-, y vuelven a subirlos a partir del martes.

La OCU ha informado en un comunicado de que ya alertó de esa "manipulación" de precios en los carburantes en un estudio que demostraba un pacto entre las grandes compañías para no competir, "dando lugar a aberraciones como el 'efecto lunes'".

Esta organización resalta que la manipulación de precios supone "un serio perjuicio para los consumidores y la sociedad", y aboga por un cambio "sustancial" en las condiciones de competencia.

Para la OCU, las medidas para liberalizar el sector aprobadas por el Gobierno son "tímidas" e incluyen una cláusula "que permite que las empresas que dominan ahora el sector sigan haciéndolo", aunque algunas de ellas pueden tener efectos beneficiosos a largo plazo, como facilitar la apertura de nuevas gasolineras.

También considera positivo que se prohíba a los distribuidores recomendar precios a los minoristas, aunque precisa que su aplicación será "complicada en un mercado tan concentrado como el de los carburantes".