La mortalidad en carretera sube por segundo año consecutivo con 1.161 fallecidos en 2017

Tras 14 años de descensos, la tendencia se rompió en 2016, año que se cerró con 1.161 víctimas mortales

Víctimas y automovilistas piden que la Seguridad Vial vuelva a ser "prioridad nacional" tras el aumento de fallecidos

sociedad

| 19.12.2017 - Actualizado: 15:27 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 1.165 personas han fallecido en las carreteras en lo que va de 2017 (hasta el 18 de diciembre), una cifra que supera ya a los muertos por accidente de tráfico de todo 2016, cuando se registraron 1.161 muertos, según datos provisionales de la DGT, contabilizados a 24 horas y teniendo en cuenta sólo los fallecidos en vías interurbanas. Este dato supera además en 42 víctimas mortales las cifras de 2016 en las mismas fechas, cuando a día 19 de diciembre se contabilizaban 1.123 fallecidos.

De este modo, 2017 se convierte en el segundo año consecutivo que incrementa el número de víctimas mortales en las carreteras después de 14 años seguidos de descensos en los fallecidos. Desde 2004, la siniestralidad vial ha ido disminuyendo año tras año, hasta que esta tendencia se rompió en 2016, año que cerró con 1.161 víctimas mortales, 30 más que 2015. El año pasado superó las cifras de 2015 el día 22 de diciembre. En 2017 se han sobrepasado las cifras del año anterior cuatro días antes, el día 18. Además, desde hace dos décadas no se producían dos años consecutivos de aumento en las víctimas mortales.

Por mes, en lo que va de este mes de diciembre, el número de muertes por accidente de tráfico se eleva a 60. En 2016, este dato se alcanzó el 22 de diciembre, cerrando el mes con 83 fallecidos.

En cuanto al resto de periodos, destacan de este 2017 los meses de septiembre y octubre, en los que se superaron el centenar de fallecidos, con 108 y 122 muertos en las carreteras, respectivamente, mientras que en 2016 se registraron 96 y 91 fallecidos.

Especialmente significativo es este octubre, el peor octubre en cuanto a siniestralidad vial desde 2010. Ese octubre murieron 174 personas y sólo en 2011 y 2013 se superó el centenar de fallecidos en ese mes (114 y 103, respectivamente). Además, octubre de 2017 es por el momento el mes con más número de fallecidos de este año, superando incluso a los de verano, meses que más víctimas mortales suelen registrar en las carreteras por el aumento en el número de desplazamientos en carretera con motivo del periodo estival.

Con respecto al número de accidentes mortales, lo que va de 2017 también supera a los datos de 2016. Según los últimos datos de la DGT, contabilizados hasta el día 14, este año registra, al menos, 1.027 accidentes, mientras que en el mismo periodo de 2016 esta cifra ni siquiera alcanzaba el millar (998).

LA SEGURIDAD VIAL, UNA PRIORIDAD

Víctimas de accidentes de tráfico y automovilistas han atribuido el aumento de la siniestralidad vial a la falta de políticas en Seguridad Vial de los últimos años y a la ausencia de concienciación de la sociedad, por lo que piden que la Seguridad Vial vuelva a ser un tema "de Estado" y de "prioridad nacional" para volver a la senda de descenso en el número de fallecidos en las carreteras.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) da una valoración "muy negativa" de este incremento. Según ha indicado a Europa Press su presidente, Mario Arnaldo, la situación es "preocupante" y advierte de que la tendencia "va a seguir al alza si no se adoptan medidas". "Cada vez resulta mas difícil que se note tanto esa disminución de la accidentalidad y la mortalidad, pero eso no es imposible --comenta--. Parece que ya no tiene solución, nos hemos acostumbrado a que eso no pueda seguir bajando y no es así".

Para Arnaldo, el aumento de la siniestralidad vial es consecuencia de una falta de sensibilización por parte de la población y de los organismos públicos, y de que Tráfico no ha retomado este tema como "una causa prioritaria nacional".

A su juicio, la DGT no está adoptando medidas para seguir disminuyendo la siniestralidad en las carreteras. En este sentido, ha criticado la ausencia de seguimiento y monitorización de objetivos para ver qué es lo que falla, y ha insistido en la falta de sensibilización, la falta de inversión en infraestructuras y el envejecimiento del parque automóvil como los principales factores de la accidentalidad. "Es como si la sociedad estuviera anestesiada, el tráfico no existe", ha lamentado Arnaldo, que atribuye esta falta de concienciación ciudadana a la DGT, que ha estado mandando "mensajes triunfalistas" durante este año en lugar de "encender las alertas".

Según ha afirmado en declaraciones a Europa Press la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, este cambio de tendencia "se veía venir, era previsible", dado que en los últimos años las variaciones a la baja han sido cada vez más leves, sobre todo desde 2013, por lo que estas cifras no han "sorprendido" a la asociación de víctimas.

FIN DE TENDENCIA AL ALZA GRACIAS A LOS VEHÍCULOS AUTÓNOMOS

Igualmente, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, ha criticado la falta de políticas por parte del Gobierno y de la DGT. "No se puede reducir la siniestralidad con sólo campañas de marketing", ha apuntado Canes, que señala que la Seguridad Vial "dejó de ser un tema de Estado a pasar a ser algo secundario" en la anterior legislatura.

Para Canes, hay menos concienciación en la población, aunque no es su "culpa", sino de la DGT, así como de la falta de inversión en las infraestructuras. Según indica, el incremento en el número de fallecidos no es un estancamiento sino un "cambio de tendencia" y apuesta por poner una fecha para que se revierta: "Esto se va a terminar el día en que entre en funcionamiento los vehículos autónomos".

Para la vicepresidenta de Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV), María José Alonso, este cambio de tendencia es consecuencia de que la población "ha perdido el miedo a perder la vida, a la carretera", así como el "respeto" a los vehículos. "No prestamos atención a la manera en que debemos llevar este aparato, que no deja de ser un arma en manos de alguien inconsciente", ha advertido.

A su juicio, no hay "ninguna" concienciación y tampoco existe ya una educación en temas de seguridad vial. "Hay que tener más paciencia, hay que ser cortés, estos valores se han perdido y es porque la gente no le está dando valor a su vida ni a los demás", justifica. Por eso, incide en el cumplimiento de "todo tipo de norma", desde el consumo de alcohol y drogas, los adelantamientos indebidos o saltarse 'stops', que para Alonso reflejan la "dejadez" de la sociedad en la carretera. "Deberíamos reciclarnos en normativa", añade.