La lluvia y la nieve obligan a suspender la procesión de "Las Turbas" de Cuenca

Imanol Arias "rompe" el silencio en Calanda para que suenen los tambores

sociedad

| 06.04.2012 - Actualizado: 16:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La lluvia, el granizo e incluso la nieve caída de forma ligera a primera hora de esta mañana sobre la ciudad de Cuenca ha obligado a suspender la procesión Camino del Calvario, más conocida como 'Las Turbas', que sale cada Viernes Santo en la Semana Santa de la ciudad de las Casas Colgadas, declarada de Interés Turístico Internacional.

El desfile salió con cinco minutos de retraso, sobre las 5.35 horas de este viernes, y cuando los dos primeros pasos, de los cinco que componen la procesión, ya estaban en la calle ha empezado a llover, en un primer momento de forma suave. Poco después el agua ha empezado a caer con más intensidad, seguida de granizo.

Cuando ha empezado a desfilar la hermandad de San Juan Evangelista la organización ha decidido suspender la procesión, decisión que ha provocado el retorno de los dos primeros pasos a la Iglesia de El Salvador, entre los cientos de turbos que esperaban por las calles de Cuenca con sus tambores y clarines. En este regreso no se ha registrado ningún incidente, ni problema.

Poco después la nieve ha hecho acto de presencia en la ciudad de Cuenca.

IMANOL ARIAS "ROMPE" EL SILENCIO EN CALANDA

El actor Imanol Arias ha protagonizado hoy, a las doce en punto, la "Rompida de la Hora", el primer toque a un bombo en la plaza principal de Calanda (Teruel), con el que se da inicio así al estruendo de tambores que resonarán por las calles de muchos pueblos turolenses para celebrar la Semana Santa.

A pesar de la lluvia, que cae insistentemente en la zona, Imanol Arias ha dado el primer mazazo que marca el inicio del estruendo en Calanda, quizá el más conocido de los que se celebran en ocho municipios de la provincia de Teruel gracias a su vecino más universal, el cineasta calandino Luis Buñuel.

Con su hábito morado, miles de calandinos han tomado el centro del municipio para volver a ejecutar este rito ancestral, en el que todos, al unísono, tocan sus bombos y tambores para romper el silencio con un ruido atronador.

Y desde este momento los tambores y bombos sonarán ininterrumpidamente en Calanda durante más de 24 horas, hasta que a las 14.00 horas del Sábado Santo callen de nuevo hasta el próximo año.

La "Rompida de la Hora" atrae cada año a miles de turistas hasta esta zona de la provincia de Teruel. Este redoblar al unísono de tambores y bombos se celebró también en la medianoche de ayer, Jueves Santo, en Samper de Calanda, La Puebla de Híjar, Híjar, Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra y Urrea de Gaén.

La representación del Drama de la Cruz en Alcorisa y las procesiones, no solo por los pueblos que componen la Ruta del Tambor y el Bombo, sino también por las calles de Teruel y de otros municipios de la provincia, son la imagen habitual de estos días de Semana Santa, este año, de nuevo, con la amenaza de la lluvia.