La industria farmacéutica considera "inadmisible" obligar al médico a recetar genéricos

Farmacéuticas y profesionales acusan a Sanidad de volver a golpear al sector

El sector anuncia pérdidas, menos inversión en I+D y menos posibilidad de crear empleo

sociedad

| 22.07.2011 - 12:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La patronal española de la industria farmacéutica Farmaindustria ha considerado hoy "inadmisible" obligar a los médicos a recetar genéricos, una medida que, además de no generar ningún ahorro adicional, va a "poner en riesgo" a muchos pacientes, especialmente a ancianos y polimedicados.

Así lo ha manifestado el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, en una rueda de prensa en la que ha criticado las medidas aprobadas ayer por el Consejo Interterritorial de Salud, encaminadas a disminuir el gasto farmacéutico, que, según ha señalado, han producido "consternación" y "enorme sorpresa" en el sector.

Entre esas medidas, con las que el Gobierno pretende generar un ahorro de 2.400 millones de euros anuales, está la extensión de la prescripción de medicamentos por principio activo a todas las comunidades autónomas.

Ello significa que los médicos deberán recetar el principio activo y no la marca comercial y que las farmacias deberán dispensar el medicamento genérico más barato.

Arnés ha considerado que "dejar caer todo el peso y la responsabilidad" de la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud" en la industria farmacéutica, "además de desproporcionado, es dañino y es un error".

El Ejecutivo y las comunidades autónomas aprobaron ayer, entre otras medidas, la obligatoriedad para los médicos de realizar la prescripción de los tratamientos por principio activo en lugar de la marca comercial y que las farmacias dispensen el medicamento más barato.

La Federación Española de Distribución Farmacéutica (Fedifar) ha rechazado igualmente las decisiones, que se suman a otras tomadas el pasado año en relación a la racionalización del gasto farmacéutico, y que "vuelven a golpear a las empresas" del sector, y ha exigido que la sostenibilidad del SNS no se haga a costa de los agentes de la cadena del medicamento, sino que sea una cuestión de Estado.

Estas iniciativas "atacan otra vez" a las economías de las empresas del sector, según el director general de Fedifar, Miguel Valdés, quien ha añadido: "Los ciudadanos tienen que saber que todos estos recortes acabarán afectando a la calidad del servicio que reciben".

Desde la patronal de la industria farmacéutica de medicamentos genéricos, Aeseg, han coincidido en lamentar que las medidas de ahorro anunciadas ayer "incidan una vez más exclusivamente en el recorte del gasto de medicamentos, sin considerar el impacto negativo que ha sufrido la industria farmacéutica". "La aplicación de estas medidas agotan y ponen en riesgo el desarrollo de un sector comprometido con el ahorro y la productividad", según Aeseg, que ha asegurado que, además, éstas no atacan de raíz el problema de sostenibilidad del SNS.

Tampoco han gustado estas propuestas a la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), que las considera "desproporcionadas". "Tanto el recorte del 15 por ciento del precio de los medicamentos innovadores que lleven más de 10 años registrados aún sin perder la patente -otra de las medidas acordadas por Gobierno y comunidades- como la prescripción por principio activo en todo el país atenta contra un sector altamente innovador", según Asebio.

También el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha criticado los acuerdos, al considerar que por tercera vez en un año se aplican medidas de recorte al sector del medicamento dispensado en farmacia, "sin buscar soluciones en otras partidas del gasto sanitario". Este organismo ha advertido de que el servicio que prestan las farmacias peligra por la demora en el pago de algunas comunidades.

Por su parte, la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha acusado a Gobierno y comunidades de no ofrecer ninguna solución al impago de la factura farmacéutica.

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac) -asociación científica y profesional- ha apuntado que se ha vuelto a incidir en medidas de ahorro "cortoplacistas" y ha alertado de que la prescripción por principio activo debe ir acompañada de medidas que garanticen su óptimo desarrollo sin perjudicar al paciente.

También las organizaciones de consumidores, OCU y Facua-Consumidores en Acción, se han pronunciado sobre la medida, que apoyan y que va en la buena dirección.