La Guardia Civil se incauta de 40.000 prendas falsificadas en Valencia

Guardia Civil

sociedad

| 07.05.2016 - 11:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha desarticulado en Valencia una organización dedicada a la fabricación y venta de ropa y complementos falsificados en pisos que utilizaban como tiendas-almacén, ha detenido a 10 personas y se ha incautado de más de 40.000 prendas.

Según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, el género falsificado se encontraba en varios pisos ubicados en Valencia, y en uno de ellos se había establecido un taller clandestino. Entre las prendas falsificadas hay bolsos, sudaderas, polos, camisas, pantalones, bañadores, chaquetas, ropa interior, zapatos, zapatillas de deporte y equipaciones de fútbol.

También se ha intervenido una máquina de coser, maquinaria para serigrafiar, máquina de hacer remaches, equipo informático, etiquetado, material para el precinto y empaquetado.

La operación Tres Bandas se inició en enero de este año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que podían existir puntos de venta de prendas falsificadas en Valencia capital, por lo que se estableció un dispositivo con el objetivo de averiguar, localizar y detener al autor o autores de estos hechos.

Los diez detenidos son hombres de entre 26 y 33 años, tienen nacionalidad senegalesa, guineana y chadiana y están acusados de delitos contra la propiedad industrial y de organización criminal. Según el comunicado, la organización disponía de tres pisos en Valencia que utilizaban como tienda-almacén para la distribución de la mercancía a los conocidos como manteros.

Uno de estos pisos también era utilizado como taller clandestino para confeccionar las prendas falsificadas. Estos pisos disponían de habitaciones equipadas con estanterías a modo de expositores como si fuesen establecimientos comerciales para poder mostrar el genero a los manteros, señala la Guardia Civil.

La red marcaba el piso que utilizaban como tiendas-almacén con una X en el portero automático para que los manteros no se equivocasen al llamar y así no despertara sospechas y protestas entre los vecinos del inmueble, añade. En los registros practicados se han incautado de un total de 40.000 prendas falsificadas de 15 marcas, cuyo valor podría alcanzar 550.000 euros. Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 12 de Valencia.