La Guardia Civil activa remotamente el teléfono de Diana Quer para revisar sus mensajes

Para acceder a toda la información que contiene el aparato de la joven desaparecida

Se trabaja ya únicamente sobre dos vías de investigación: desaparición forzada o voluntaria

sociedad

| 23.09.2016 - 17:39 h
REDACCIÓN

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que la Guardia Civil ha activado el teléfono móvil de Diana Quer para acceder a toda la información que contiene el aparato de la joven, que desapareció el pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal (La Coruña).

Ante el revuelo por la lectura reciente de mensajes en la aplicación de Whatsapp desde el número de Diana Quer, el ministro ha aclarado que se ha debido a una activación controlada por la Guardia Civil y con autorización judicial.

Fernández Díaz ha explicado que la Guardia Civil, con autorización judicial, ha podido "con sus propios medios" activar el teléfono móvil de Diana Quer con el fin "de acceder a la información" que contenía el aparato y que "se ha considerado necesaria para avanzar en la investigación". Pero el ministro ha querido dejar claro que "eso no quiere decir que Diana Quer haya activado el móvil".

Asimismo, ha destacado que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y la Unidad Técnica de Policía Judicial de A Coruña tienen ya "muchísima información y trabajan para intentar cuadrar el puzzle".

DESPARICIÓN FORZADA O VOLUNTARIA

"Se trabaja ya únicamente sobre dos vías de investigación", ha explicado, "o una desaparición forzada o una desaparición voluntaria". En un documento de balance al que tuvo acceso Europa Press, el Instituto Armado sostenía aún el pasado 21 de septiembre que seguía buscando "la pista que conduzca a un sospechoso sin descartar ninguna hipótesis".

La investigación sobre la desaparición de Diana se encuentra encallada un mes después de perderse su rastro, una situación que ha llevado a los especialistas de la Guardia Civil a volver a revisar las pesquisas obtenidas sobre testigos, feriantes, matrículas de vehículos y señales de teléfonos móviles, según explicaron fuentes de la investigación.

La Guardia Civil emplea en la actualidad 33 efectivos y ha llegado a movilizar a 103 agentes al considerar de alto riesgo el caso. Por este motivo, ha realizado más de 200 entrevistas y tomado un centenar de declaraciones, cotejado la información de 15.000 matrículas de vehículos -la mayoría de baja calidad- y analizado numerosos móviles y repetidores para escudriñar la señal y el tráfico de los terminales, incluyendo los de los padres, Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer.

BATIDA EN RIANXO

La exhaustiva reconstrucción de la Guardia Civil sitúa el móvil de Diana conectado por última vez pasadas las cuatro de la mañana a unos 20 kilómetros de A Pobra, en Rianxo, el lugar donde se llevó a cabo la última batida el 9 de septiembre y a donde se desplazó personalmente el director del Instituto Armado, Arsenio Fernández de Mesa. "Los datos que se van consiguiendo hacen oportuno buscar en esa zona situada al final de la ría de Arousa", dijo.

Este miércoles, Diana López-Pinel volvió a reclamar la colaboración ciudadana en una declaración a los medios desde la puerta de su casa centrándose en la hipótesis de que su hija desapareció tras subirse en un coche.

"Hago un llamamiento a quien haya podido verla subirse a un coche", ha dicho antes de dirigirse emocionada a su hija: "Si me puede ver o sentir, Diana, mamá te ama, mamá te espera, y mamá te busca y te va a buscar hasta que aparezcas". El padre de la joven, Juan Carlos Quer, fue más pesimista días atrás al reconocer que "las expectativas de encontrarla con vida no son las mejores".