La Fiscalía estudia la situación de Juana Rivas y sus hijos tras su libertad provisional

La Guardia Civil hace gestiones a diario para localizar a hijos de Juana Rivas

La familia dice que Juana está "feliz" con sus hijos y descansando

sociedad

| 23.08.2017 - Actualizado: 15:32 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía ha iniciado hoy el estudio de la situación de Juana Rivas y sus dos hijos después de que esta madre, vecina de Maracena, fuera detenida ayer tras haber estado casi un mes en paradero desconocido sin cumplir la orden judicial de entregar a los menores a su padre y quedara en libertad provisional.

La decisión adoptada por el Juzgado de Instrucción 9 de Granada, en funciones de guardia, de dejar en libertad a Rivas contrasta con la petición formulada por el Ministerio Público, que solicitó prisión provisional ante la negativa de la mujer a cumplir la orden judicial de entregar a sus hijos al padre italiano Francesco Arcuri.

Una vez notificado el auto de libertad provisional, contra el que caben, en el plazo de tres días, recursos de reforma ante el propio juzgado o directamente de apelación ante la Audiencia de Granada, la Fiscalía ha comenzado esta misma mañana sus deliberaciones para tomar una decisión.

Entre las posibles acciones que pueden acordarse, fuentes del Ministerio Público han explicado que el recurso de reforma no tendría "efectos suspensivos" sobre la situación de libertad provisional de Juana Rivas dado que el juez que la acordó podría responder con los mismos argumentos ya dados en el día de ayer.

Por otra parte, la apelación ante la Audiencia podría conllevar la celebración de una vista oral a la que se convocara a las partes implicadas y en la que, con independencia de la resolución que el tribunal adoptara respecto a la libertad de Rivas, se podrían pedir medidas extraordinarias que aseguran la entrega de los menores.

Finalmente, han detallado las fuentes, podría esperarse a la decisión que adoptara el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que ya lleva la causa penal abierta contra Juana Rivas, y frente al que ayer se inhibió el de Instrucción 9, ante el que declaró esta madre al encontrarse de guardia tras ser detenida por la Policía Nacional.

En cualquiera de estas posibilidades y al margen de la situación de la madre, el interés último del Ministerio Público es la entrega de los menores con su padre en Italia en cumplimiento de lo acordado por el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada.

Este último juzgado, encargado de asuntos de familia por la vía civil, ya ordenó la retirada del pasaporte de los dos hijos de Rivas así como la prohibición de su salida del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin permiso judicial.

Con anterioridad a la vista mantenida este pasado lunes entre la juez y los abogados de las dos partes, la restitución de los menores al padre sigue siendo la principal medida de protección ya adoptada. Tras quedar en libertad, Rivas celebró ayer poder regresar a casa con sus hijos, aunque mantiene su condición de investigada por supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la justicia.

LA GUARDIA CIVIL HACE GESTIONES A DIARIO PARA LOCALIZAR A HIJOS DE JUANA RIVAS

Agentes de la Guardia Civil hacen gestiones a diario para localizar a los dos hijos menores de Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que ayer quedó en libertad tras ser detenida por incumplir la orden de entregar a los niños al padre, Francesco Arcuri, con residencia en Italia. Fuentes de este cuerpo armado han informado a Efe de que trabajan "todos los días" para intentar localizar a los dos hijos de la expareja, de once y tres años.

Han precisado que ayer, después de que Juana Rivas declarara al salir del juzgado en libertad provisional que regresaba a su casa con sus hijos, agentes se personaron en el domicilio de esta vecina para preguntar por los dos menores. Las mismas fuentes han detallado que no encontraron respuesta alguna sobre el paradero de los dos niños, que permanecen ilocalizables desde que Rivas incumplió el pasado 26 de julio la orden de entregarlos al padre, Francesco Arcuri.

Juana Rivas, que mantiene su condición de investigada por los supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la justicia, recalcó ayer: "No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando". La Guardia Civil ha recalcado que todos los días realizan gestiones para intentar encontrar a los menores, que serían entregados al padre si son localizados, pero han explicado que no existe una orden judicial que permita la entrada y registro del domicilio de la madre, que ayer tampoco expuso al juez dónde están los niños.

La Policía Nacional ha explicado que mantienen el mismo protocolo de actuación y que la puesta ayer en libertad provisional de esta vecina de Maracena no ha modificado nada, ya que no se ha solicitado por el juzgado ninguna medida.

LA FAMILIA DICE QUE ESTÁ "FELIZ" CON SUS HIJOS Y DESCANSANDO

La familia de Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que ayer quedó en libertad tras ser detenida tras haber estado casi un mes en paradero desconocido sin cumplir la orden judicial de entregar a los menores a su padre, ha explicado que está "feliz" con sus hijos y "descansado" de las presiones. Isabel Rivas, la hermana de esta vecina de Maracena, ha explicado que la familia está "feliz" por la decisión que tomó ayer el Juzgado de Instrucción 9 de Granada, en funciones de guardia, que la dejó en libertad pese a haber incumplido la orden judicial de entregar a sus hijos al italiano Francesco Arcuri.

"Ahora está feliz con sus niños y el mayor, que estaba muy desesperado, está más tranquilo", ha precisado Isabel Rivas, que ha dicho que su hermana está ahora "muy bien, descansando de la presión" y disfrutado de la compañía de los dos menores, de 3 y 11 años, sin que se conozca dónde residen.

El abuelo materno de los dos menores, Manuel Rivas, ha explicado que la policía tiene orden de, "si ve a los niños", entregarlos al padre, Francesco Arcuri, aunque Juana Rivas está en libertad y nadie puede preguntarle por la calle dónde va o qué hace. Manuel Rivas ha considerado un "pequeño respiro" la decisión que tomó ayer el Juzgado en funciones de guardia, y ha recalcado la tranquilidad y felicidad del entorno familiar "por el paso que se ha dado, que no tenga que ocultarse y esté con sus hijos".