La DGT podría cobrar por el uso de carreteras hasta ahora de libre acceso

Es sólo una propuesta, justificada por la falta de presupuesto para el mantenimiento y conservación de las carreteras

La Asociación Española de la Carretera alerta del mal estado de las carreteras y de un recorte "terrorífico" en los fondos destinados a su reparación y mantenimiento

sociedad

| 30.11.2011 - 14:44 h

Jorge Asunción Higueras

La DGT podría plantearse hacer de pago las carreteras que hasta ahora eran de libre acceso. Es sólo una propuesta y una hipótesis que esta semana ha lanzado, en un coloquio informal, el número de la DGT, Federico Fernández, en un encuentro con expertos y medios en el que se hablaba, dentro del contexto europeo, de la aplicación de esta medida que, por ejemplo, ya se lleva a cabo en un país como Holanda.

La propuesta ha sido acogida de forma desigual. En la calle, como se puede ver en el vídeo, los conductores se muestran radicalmente contrarios a pagar por el uso de carreteras que hasta ahora, o desde siempre, han sido de libre acceso.

Asociaciones de conductores como la presidida por Mario Arnaldo, Automovilistas Europeos Asociados, se han mostrado muy críticas con esta medida y ya anuncian que se opondrán frontalmente a cualquier tipo de medida que establezca el pago por uso de carreteras hasta ahora de libre acceso.

Sólo la Asociación Española de la Carretera ha mostrado su apoyo a esta idea, que ya estudia desde hace año como solución ante la alarmante falta de inversión en infraestructuras. En palabras de su presidente, el recorte "terrorífico" de inversiones en carretera ha hecho que se multipliquen los puntos donde es necesaria una actuación para mantener el buen estado de la vía. Ante la falta de prespuesto y de inversión por parte del estado, el cobro de una especie de peaje a los conductores podría ser la única solución viable, a corto plazo, para garantizar que hay fondos y medios para acometerar esas obras urgentes y que no admiten dilación.

Un tema polémico, sin duda, en el que hay opiniones para todos los gustos y que a casi ningún conductor puede dejar indiferente.