La DGT intensifica los controles sobre el transporte escolar

sociedad

| 12.11.2012 - 12:34 h
REDACCIÓN

La Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará entre este lunes y el domingo las inspecciones de los vehículos de transporte escolar, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos, que las condiciones técnicas y los elementos de seguridad son los que exige la normativa, y que el conductor cumple con los requisitos especiales en cuanto a carnet de conducir o tiempos de conducción y descanso.

Durante el curso, casi medio millón de alumnos utilizan a diario un autobús escolar. Desde Tráfico se recuerda que, a pesar de que la accidentalidad en este tipo de vehículos es baja --14 veces inferior al del automóvil--, el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano o interurbano y que "en el autobús escolar su uso es vida".

Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales y nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo. Además, está comprobado que a 50 km/h, las posibilidades de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula y que ni siquiera a poca velocidad se garantiza su supervivencia.

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos. El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos. En muchos casos, son atropellos causados por distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres.

Respecto a otros dispositivos de seguridad, a partir de 2013, todos los camiones y autobuses nuevos de la Unión Europea deberán contar con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión.

PARTICIPACIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

Desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir todos los requisitos que se recogen en el RD 443/2001 de 27 de abril sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores, en el que se estipula la obligatoriedad de que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos destinados a este tipo de pasajeros, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar señal de transporte escolar, entre otros.

La importancia del transporte escolar y de menores en zona urbana, hace que la participación de todos los Ayuntamientos en la presente Campaña tenga una relevancia especial. Con esta campaña, la DGT pretende concienciar sobre la importancia de que los vehículos que prestan este tipo de transporte reúnan las condiciones técnicas adecuadas, que tanto éstos como el personal de servicio disponga de las autorizaciones que le son exigibles y que se realice la conducción en las condiciones que fija la normativa, verificando su cumplimiento.

También se hará especial hincapié en el control administrativo sobre las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos, verificación de las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo de acuerdo con lo que exige la normativa y el control de los requisitos que debe cumplir el conductor, como permiso de conducción y tiempos de conducción y descanso.

DISPOSITIVOS DE SEGURIDAD

Es de especial importancia el control sobre la existencia y uso del cinturón de seguridad, ya que una colisión a 30 km/h provoca inevitablemente que un niño salga despedido si no dispone de dispositivo de sujeción. El uso del cinturón de seguridad en autobuses reduce las lesiones mortales en un 90 por ciento.

Se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autocares que lo lleven. Según la Federación Española Empresarial del Transporte de Viajeros (Asintra) sólo dos de cada cinco autocares que realizan transporte escolar (38 por ciento) llevan instalados cinturones de seguridad.

La Unión Europea emitió una Directiva Comunitaria, que España ha transpuesto a su ordenamiento jurídico, que establece que desde octubre de 2007, se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención.

El interés de la DGT porque los menores vayan correctamente sentados y abrochados con el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención infantil adecuado a su peso, talla y edad es tal que uno de los indicadores de seguimiento de las líneas básicas de la Estrategia de Seguridad vial 2011-2020, es que no haya ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil. El cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano e interurbano. En el autobús escolar el cinturón de seguridad es vida.