Retenciones en las salidas de Madrid en el primer éxodo del verano

Los madrileños realizarán 12 millones de desplazamientos en coche este verano

Habrá dispositivos de vigilancia todos los fines de semana hasta el 31 de agosto y 60 radares móviles más

La DGT espera 84 millones de desplazamientos en la operación de verano que arranca hoy

sociedad

| 01.07.2016 - 09:12 h
REDACCIÓN

Complicaciones en las salidas de Madrid en este primer éxodo por las vacaciones de verano. En las principales carreras de salida de la capital el tráfico se ha ido haciendo denso y se han producido las primeras retenciones.

Antes de las tres de la tarde existían ya 7 kilómetros de retenciones en la A-4 a la altura de Pinto. Tráfico denso y complicado en la A-2 cerca de Torrelodones, agravado por la avería de un vehículo que ha provocado el corte de un carril.

TRÁFICO COMPLICADO

En la A-3, principal salida de Madrid hacia las playas de Levante, se producían retenciones en el tramo de Rivas Vaciamadrid. En la A-5 la mayor complicación se registraba en Móstoles, mientras que la A-6 el tramo con más densidad se sitúaba en torno a La Florida.

A las 19.00 horas, la situación mejoró en Madrid, que tenía pequeños atascos en la M-50 hacia la A-6, a la altura de Boadilla del Monte (tres kilómetros) y Las Rozas (dos); la A-1 hacia Burgos, en San Agustín del Guadalix (cuatro) y Venturada (cuatro), y la A-6 en Las Rozas hacia A Coruña (tres).

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera alrededor de 84 millones de desplazamientos a lo largo de los meses de verano en las carreteras españolas, 41 millones para el mes de julio y 43 millones en agosto. Esto supone un 3,5% más que en el mismo periodo de 2015.

En la Comunidad de Madrid durante los meses de julio y agosto se producirán casi 12,4 millones de desplazamientos, un 3,5 % más de los que se llevaron a cabo el pasado verano. El primer operativo especial para garantizar la seguridad de las carreteras españolas comienza este viernes, 1 de julio, y durará hasta el domingo 3 de julio. En este periodo de tres días, se esperan 4 millones de coches en las vías.

La directora general de Tráfico, María Seguí, explicó que el cálculo del movimiento realizado para los próximos meses se ha hecho teniendo en cuenta el aumento del 6 por ciento en la movilidad registrada desde principios de año. Además, este dato supone el regreso a cifras similares a las de 2006-2007, según ha indicado Seguí, tras el descenso, por debajo de los 80 millones, contabilizado en los últimos años.

PLAN DE TRÁFICO EN TRES FASES

Este plan de Tráfico cuenta con tres fases más, que comprenden entre el 29 de julio y 1 de agosto, del 12 al 15 de julio (coincidiendo con el festivo en esta fecha) y del 26 al 28 de agosto.

Seguí ha señala que a lo largo de los 9 fines de semana que ocupan los meses de julio y agosto habrá controles especiales de vigilancia, tanto de velocidad, como de consumo de alcohol y drogas o del estado de los vehículos.

Concretamente, Tráfico ha informado de que el fin de semana entre el 11 y el 17 de julio se incrementarán los controles relacionados con las condiciones de los vehículos, mientras que los relacionados con el consumo de alcohol y drogas tendrán lugar con el puente del 15 de julio y el de velocidad --que incluye vigilancia en tierra y aire-- la semana del 22 de agosto.

TRAMOS PELIGROSOS Y NUEVOS RADARES

Además, con el inicio de este operativo especial de verano se pondrá en marcha la nueva señalización en los 'marcados' como 300 tramos de vía secundaria más peligrosos del país (excluyendo Cataluña y País Vasco). En estas vías, los usuarios se encontrarán con una señalización vertical de color naranja que advierte de la intensificación de vigilancia por radar, que se encontrará en algún punto de ese tramo.

Estos tramos están repartidos por todo el territorio vigilado por la DGT y se han seleccionado "no porque la vía sea peligrosa en sí, por sus características", sino por los excesos de velocidad registrados de los coches que por allí circulan. Se han revisado excesos de entre 15 y 30 kilómetros por hora en dichas carreteras.

Entre las nuevas medidas tomadas por la DGT en este periodo estival, se encuentran también 60 cinemómetros ligeros que funcionan con base en un trípode y que podrán usar los agentes de la Agrupación General de Tráfico que prestan servicio en motocicleta.

Además, permiten múltiples ubicaciones posibilitando la realización de controles en múltiples emplazamientos a lo largo del servicio e incrementar la vigilancia en aquellos tramos donde se observa elevada accidentalidad y excesos de velocidad.

Del mismo modo, se incrementa la vigilancia con los helicópteros Pegasus en las vías de alta capacidad, autopistas y autovías, que pondrán especial atención, además de los excesos de velocidad, en el uso del cinturón y de los teléfonos móviles.