La Comunidad colabora con la Aemet en la campaña de predicción de aludes

sociedad

| 17.02.2017 - 18:49 h
REDACCIÓN
Más sobre: aludesSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Comunidad de Madrid colabora con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) durante los meses de invierno en la recogida de datos para controlar el riesgo de aludes en la vertiente madrileña del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Agentes forestales toman datos sobre tres fenómenos meteorológicos (niebla, nieve y tormentas) y envían a la Aemet la información recopilada.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Miguel Ángel Ruiz, ha acompañado hoy a los técnicos que realizan su trabajo en las zonas de alta montaña de este espacio natural con el objetivo de evitar posibles accidentes a los visitantes del Parque.

"Aunque España en general y la Comunidad de Madrid en particular no son zonas que presenten un riesgo alto de aludes, la fuerza destructora que pueden suponer estos desplazamientos de masas de nieve por las laderas de las aconseja extremar las precauciones, especialmente tras episodios de intensas nevadas como los registrados el pasado fin de semana en la sierra madrileña", explica la Comunidad en una nota.

Tras procesar los datos obtenidos, la Aemet determina el riesgo real de que se produzcan desplazamientos inesperados de nieve, una información que se comunica de inmediato tanto a los responsables del Parque Nacional como al 112 y se pone en conocimiento de los visitantes de este espacio natural a través de carteles fijos y luminosos instalados en los accesos y en la web del Parque.

En caso de localizar zonas con riesgo extremo de desprendimiento, se señalan adecuadamente con balizas y banderolas que advierten a los excursionistas del peligro, unas medidas que se refuerzan con la vigilancia del personal del Parque y que evitan cada año situaciones potenciales de peligro para las personas que se adentran en la montaña.