La cocina del futuro estará hiperconectada y será el centro de la vida familiar

La cocina del futuro

sociedad

| 18.03.2017 - 16:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El 'boom' tecnológico hará de la cocina del futuro un espacio hiperconectado, donde los electrodomésticos facilitarán mucho más las tareas y se cocinará más sano con ayuda de dispositivos, además de devolverle el papel de antaño de centro de la vida familiar.

Son las conclusiones de un informe del Instituto Silestone en la que han participado cocineros como Andoni Luis Aduriz (Mugaritz, con dos estrellas Michelin) y el peruano Gastón Acurio, y expertos en otros ámbitos como el antropólogo de la Universidad de Harvard Richard Wrangham o el arquitecto Piero Lissoni, además de contar con la opinión de usuarios encuestados en Australia, Brasil, España, Estados Unidos, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Según el estudio 'Global Kitchen: la cocina doméstica en la era de la globalización', presentado hoy, este lugar será dentro de 25 años «un espacio multifuncional, hiperconectado y enfocado a la salud», que se profesionalizará con técnicas y aparatos usados por cocineros profesionales y contará con electrodomésticos inteligentes.

Se consolidará «como espacio de relación y ocio familiar», recuperando así su papel como centro del hogar, que perdió cuando la calefacción llegó a todas las estancias de la casa y el fogón perdió protagonismo. «La cocina es un lugar perfecto para relacionarte y entablar una conversación: es el espacio de la mesa y la sobremesa», ha apuntado Aduriz, refrendando la opinión del 87% de los encuestados, que considera que esta estancia recuperará protagonismo como zona de reunión, tendiendo a formar un único espacio con el comedor y el salón.

Electrodomésticos inteligentes

«Veo la cocina como las Naciones Unidas: un espacio donde las personas hablan, discuten y hacen las paces», ha augurado el arquitecto Piero Lissoni. El 'boom' tecnológico también pasa a medio y corto plazo por la cocina, que estará conectada a internet y a dispositivos móviles y donde llegarán electrodomésticos inteligentes que facilitarán las tareas de compra, cocción y lavado, y la encimera servirá «para cocinar o hablar por teléfono e incluso ver la televisión». «Las tareas rutinarias menos atractivas se harán invisibles y los aparatos ni nos preguntarán cómo hacerlas», ha opinado Ignacio Martín, responsable de Smart Home Services de Telefónica.

Además, dado el creciente interés por el disfrute de la gastronomía y por la nutrición, las familias se dotarán con una nueva gama de equipamiento que permitirá profesionalizar la cocina doméstica, donde se usarán métodos de cocción más sanos y alimentos de proximidad. En su construcción se apostará por la eficiencia y el ahorro energético, la flexibilidad y sosteniblidad de los materiales.