La arquitectura modernista hilvana el trabajo de Devota & Lomba

Montesinos en la Semana de la Moda de Madrid

sociedad

| 12.09.2014 - 14:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La arquitectura modernista es la aguja que hilvana el trabajo de Devota&Lomba, una constate que en esta ocasión da un paso más e impone sobre los patrones las filigranas y las flores de escayola de los techos modernistas. El objetivo, enriquecer los diseños minimalistas sin perder la identidad.

En la segunda jornada de la Mercedes-Benz FashionWeek, el diseñador Modesto Lomba sube a la pasarela una colección minimalista, inspirada en su trayectoria profesional. "La experiencia y mi conocimiento han alumbrado estas piezas", explica hoy a Efestilo.

Los escotes en uve, los pliegues y las flores sobrepuestas son el eje central en el que se sustenta la colección primavera-verano 2015, que arranca con una serie de vestidos blancos rotos, con largo a la rodilla. Propuestas seguidas por pantalones, faldas, blusas y pantaloncitos cortos, coloreados en tonos arenas y estampados con flores azules y color mostaza.

Los estampados de rayas y los tonos rosas los reserva para confeccionar vestidos de apariencias sencillas, pero que esconden una costura en mayúsculas. Esta vez, Modesto Lomba ha decidido que la mujer se apee del tacón y propone sandalias de tiras de corte romano. "En todos los estilismo he introducido el calzado plano, incluso en las propuestas de noche", dice el creador.

Una colección femenina que ha estado acompañada por una única propuesta de hombre, "un simple guiño que expresa que los propuestas masculinas siguen en mi costura".

ROBERTO VERINO

La buena marcha de su desembarco en México y el "orgullo" con que los mexicanos defienden su folclore, ha hecho que Roberto Verino abandone su Galicia natal por las peleas de gallos, la herencia precolombina, la alegría de sus fiestas y el color de sus evocadores paisajes.

"Su cultura, mezclada con la que aportaron los españoles, ha creado una magia que se exhibe en sus mercados, sus fiestas y su manera de vivir", ha detallado.

Así, el negro salpicado con apuntes de rosa mexicano, azul turquesa caribeño y un tono arena que recrea los campos de Jalisco, donde se cultiva el ágave para la destilación de tequila.

Mangas y cuellos rematados con delicadas plumas de vivos colores, vaporosas túnicas estampadas con la explosión floral mexicana y zapatos con reminiscencias de "cowboy" manufacturados por artesanos de Badajoz y Albacete, han puesto en valor la cultura mexicana.

HOMENAJE DE MONTESINOS A YEMANJÁ

Un emocionado Francis Montesinos, veterano en esta pasarela, rinde homenaje, con su colección "Yemanjá", a la mujer universal "esencial", que brilla con luz propia a través de diseños confeccionados con gasa, lentejuelas, rafia, punto y lino maizados en tonos azules, turquesas, colares o verdes, evocadores de océanos y fondos marinos.

"El mar siempre me ha inspirado", cuenta el diseñador, que coquetea con la naturaleza para confeccionar vestidos lánguidos, vaporosos y sensuales, algunos aderezados con volantes, en trajes de chaqueta y pantalón o en conjuntos marineros trenzados para emular redes de pesca.

BACKSTAGE

Entre sombras de ojos, pintalabios, lacas y otros potenciadores de la belleza, es donde comienza la verdadera pasarela. Los primeros pasos son los del maquillaje. Y para eso cada diseñador tiene muy claro el tipo de mujer que desea. Por ejemplo, Roberto Verino, que apuesta por una mujer racial inspirada en la artista mejicana Frida Kahlo.

Cualquier detalle cuenta y hay que hacerlo con tiempo. Los peinados no se improvisan. Mientras ellas se acicalan, la pasarela también se tunea. Francis Montesinos ha optado por recrearla con motivos marinos y florales. Se acerca la hora. Todo está preparado. La agiación y el vértigo se traslada a las modelos.