Kilómetros solidarios por el cáncer de mama

Madrid corre 25.000 kilómetros en cintas de gimnasio para luchar contra el cáncer

sociedad

| 18.10.2015 - 09:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, el próximo 19 de octubre, los ciudadanos de la capital se han acercado hasta el centro para correr en cintas de gimnasio y alcanzar 25.000 kilómetros entre todos, ya que así se donará una beca de 2.500 euros, aportada por Buckler 0,0, que irá destinada a la investigación contra el cáncer de mama.

Durante todo el día del domingo la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) junto con Buckler 0,0, han animado a todos los transeúntes que pasaban por la madrileña plaza de Opera a participar en el proyecto #Carreteraymanta, un acto solidario dedicado a las 25.000 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama cada año.

Para ello, se han colocado 30 cintas de ejercicio bajo una carpa en las que se puede "correr o andar", siendo indiferente la marcha puesto que "no es una maratón del que gana o el que lo hace más rápido, sino que cada kilómetro cuenta".

Así lo ha descrito en declaraciones a Europa Press, la responsable de comunicación de Buckler 0,0, María Casanova, que ha insistido que este domingo se están "sumando kilómetros solidarios" para dar voz a las mujeres que padecen este cáncer. "El 25 es el número mágico hoy, lo que aporta Buckler 0,0 son 2.500 euros extra a la beca anual que da a SEOM", ha explicado Casanova, animando con este motivo a todo el mundo porque la investigación "es la manera de avanzar contra la enfermedad".

Una de las mujeres protagonistas del evento ha sido Azucena, mujer procedente de Salamanca que padeció de cáncer de mama en el año 2011 y que participa en el proyecto audiovisual que la marca cervecera va a presentar en noviembre, con la colaboración musical de la cantante Malú.

Azucena ha recordado que la situación por la que pasó fue un momento "duro" pero también ha confesado que ahora mira para atrás y se siente "muy orgullosa". "Es difícil la lucha, hay que psicológicamente prepararse bien porque sino es duro (...) es un golpe fuerte pero tienes que mirar para delante porque se puede superar", ha asegurado.

Su presencia en este acto, junto con otras tres compañeras de Salamanca que también han pasado por el mismo tramo y lo han superado, es un ejemplo para demostrarles a las mujeres que están ahora luchando contra el cáncer de mama que "la gente sale".

"Es inevitable los bajones, aunque quieras ser fuerte delante de tu gente tienes muchos bajones y se pasa mal, pero a las mujeres que padecen ahora de cáncer yo les diría que luchen, que después se van a sentir muy orgullosas de haber superado esto y que se sale porque se está avanzando mucho en investigación", ha expresado Azucena.

Por eso, su pensamiento es seguir participando en todos los eventos relacionados contra el cáncer de mama, ya que ha considerado que puede ser un ejemplo para todas aquellas que lo están pasando en estos momentos.

EL MÁS FRECUENTE EN MUJERES

Por su parte, el médico oncólogo del hospital de universitario de Salamanca y vocal de la junta directiva de SEOM, César Rodríguez, ha verificado que el cáncer de mama es "el tumor más frecuente en las mujeres en España" siendo también el que "más muertes" provoca en las féminas.

Sin embargo, ha querido recalcar que "por suerte" también se trata del cáncer donde más avances hay, "tanto en diagnóstico como en tratamiento y como en probabilidad de aumento de supervivencia", a pesar de que todavía "queda mucho por hacer".

"Todavía hay mujeres que recaen en la enfermedad, cada vez menos, pero esas son en las que hay que volcarse, la investigación y desarrollo que permitan que la desaparición del cáncer de mama sea realidad", ha esperanzado Rodríguez.

Por último, el doctor ha asegurado que el cáncer de mama no se puede evitar si es hereditario, pero se puede "reducir el riesgo de padecerlo" con los hábitos de vida, como son "una dieta equilibrada, prevenir el sobrepeso, moderar el consumo de alcohol o el consumo de grasa".