Juzgan a tres mujeres por un delito contra los sentimientos religiosos

Organizaron en Sevilla lo que llamaron "procesión del coño insumiso" paseando por las calles con una gran vagina de plástico y gritando insultos soeces y vejatorios

La juez les impone una fianza de 3.600 euros que deberán abonar en el plazo de un día

sociedad

| 05.07.2017 - 17:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Sevilla, abren juicio oral contra tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos. Hace tres años organizaron lo que llamaron "procesión del coño insumiso". Recorrieron el centro de la ciudad andaluza con una gran vagina de plástico. Por el momento, la juez les impone una fianza de 3.600 euros que deberán abonar en el plazo de un día.

La juez de Instrucción número 10 de Sevilla ha abierto juicio oral por un presunto delito contra los sentimientos religiosos contra las tres mujeres investigadas por la procesión de una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen en la manifestación del 1 de mayo de 2014 convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), conocida como la procesión del 'coño insumiso'.

En un auto facilitado por el TSJA la magistrada requiere además a las acusadas para que, en el plazo de un día, abonen una fianza de 3.600 euros "para hacer frente a la multa solicitada por las partes acusadoras" de 12 meses con cuota diaria de diez euros, además del pago de un euro en concepto de responsabilidad civil.

La juez les advierte en este auto fechado el 30 de junio de que, e no prestar dicha fianza, "se le embargarán bienes en cantidad suficiente para asegurar la suma señalada". Tras los escritos de acusación presentados por la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la Asociación de Abogados Cristianos, y en atención a las penas señaladas al delito perseguido, la juez declara órgano competente para el enjuiciamiento de la causa al Juzgado de lo Penal al que por turno de reparto corresponda el procedimiento.

SE REABRE LA CAUSA ARCHIVADA EL PASADO ABRIL POR "ESCARNIO" A LA VIRGEN

El pasado mes de abril, la juez Pilar Ordóñez procesó a las tres mujeres investigadas después de que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla le ordenara reabrir la causa contra las mismas. Y es que la juez archivó la causa contra estas tres mujeres y dos dirigentes de la CGT al entender que "no creer en los dogmas de una religión y manifestarlo públicamente entra dentro de la libertad de expresión", pero la Audiencia le ordenó reabrir la causa contra las tres investigadas porque la procesión "constituye un escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María".

La juez relata en el auto de procesamiento que, a través de las redes sociales, se difundió la convocatoria para el 1 de mayo de 2014 de un 'Aquelarre Feminista' con salida a las 11,00 horas desde la Plaza del Pumarejo, lo cual "no fue comunicado" a la Subdelegación del Gobierno. Según la magistrada, esta manifestación partió de dicho lugar y recorrió distintas calles, estando compuesta por unas 100 personas y finalizando a las 14,15 horas, añadiendo que la procesión convocada llevaba el nombre de la 'Hermandad del Sagrado Coño Insumiso a la Explotación a la Precariedad'.

"Aunque no se ha podido determinar si alguna asamblea u organización en concreto fueron las promotoras de esta manifestación", la juez asevera que, del visionado de los vídeos, "sí se observa como organizadoras o promotoras de la 'Procesión del coño insumiso'" a las tres imputadas.

Así, añade que en estos vídeos "se observa a unas 12 mujeres" con las cabezas cubiertas por capuchas, "a modo de penitentes", y a otras que portan "la imagen de lo que parece un órgano genital femenino, a modo de Imagen Sagrada, siendo portada en andas simulando un paso procesional de la Semana Santa". Una de las acusadas, según la juez, "le colocó un velo negro", mientras que otro grupo de mujeres iban "vestidas de negro y con mantillas imitando a las mujeres que visten de tal forma de luto en la Semana Santa".

Durante el recorrido, las manifestantes "hacen cánticos y van gritando y simulando cantar saetas y plegarias, todo ello acompañado de instrumentos musicales", mientras que una de las investigadas, a la altura del Arco de la Macarena, gritó "la Virgen María también abortaría" portando un tambor.

GRITOS, CÁNTICOS E INSULTOS A LA IGLESIA Y A LOS CRISTIANOS CERCA DE LA BASÍLICA DE LA MACARENA

Otras manifestantes gritaban "hay que quemar la Conferencia Episcopal", así como "otros cánticos manipulando la letra del Credo y el Ave María, y frases como 'me la suda la Iglesia Católica'", todo ello encontrándose "a escasos metros" la Basílica de la Macarena y a sus puertas un grupo de feligreses.

La Audiencia ordenó a la juez que continuara el procedimiento contra tres mujeres que portaban dicha vagina de plástico, confirmando no obstante el archivo decretado respecto al secretario general de la CGT en Sevilla, Miguel Sevillano, y el secretario de Organización de este sindicato en Andalucía, Félix Cervera.

A juicio de la Audiencia, en este caso "la acción se realiza de palabra y con publicidad y, además, constituye un escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María" al haber proferido frases como 'La Virgen María también abortaría', "llevando un palio con una imagen, de gran tamaño, del órgano genital femenino, con una especie de mantilla y corona, como si se tratara de la Virgen María, y usando oraciones como el Ave María".

Y todo ello "con expresiones de contenido sexual, soeces y ofensivas", asevera la Audiencia, que considera que, igualmente, la procesión supone "una mofa del rito religioso de las procesiones de Semana Santa" y "una vejación a quienes profesan la religión católica utilizando el Credo (oración que incluye en su texto artículos de fe y dogmas de los católicos) con expresiones de contenido sexual, vejatorias y humillantes".