Tuitero que insultó a Manjón: "Fue un calentón. No revisé el mensaje, tenía prisa"

Otro de los acusados dice que no tiene Twitter y que es todo un montaje de La Tuerka

sociedad

| 23.11.2017 - Actualizado: 15:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Uno de los dos tuiteros juzgados hoy en la Audiencia Nacional por insultar a la expresidenta de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo Pilar Manjón, de quien dijo que era "mala madre" y que hacía negocio con los asesinos de su hijo, ha asegurado que escribió el mensaje por un "calentón" y no lo revisó al enviarlo porque "tenía prisa". La Fiscalía solicita un año y medio de prisión por enaltecimiento del terrorismo a Fernando R. por este comentario, mientras que para el otro acusado, Tomás S., pide dos años de cárcel por este mismo delito por publicar varios mensajes en 2014 contra Manjón.

Tomás escribió comentarios como "A Pilar Manjón le tocó la lotería cuando le reventaron al hijo" o "Imagino que el padre del hijo de la

Manjón no dice nada porque no sabe quién es". Por su parte, Fernando escribió un único comentario: "¿Qué se puede esperar de una mala madre que hace negocio apoyando la impunidad de los asesinos de su hijo?"

En su declaración en el juicio, que ha quedado visto para sentencia, Fernando ha admitido que publicó el comentario "en caliente" y que no revisó su contenido, como suele hacer "para no colar letras sueltas", porque "tenía prisa". Ha explicado que tuvo que marcharse "precipitadamente" y que escribió el tuit "con la mano derecha, mientras con la izquierda atendía el móvil", por lo que ha achacado a la "falta de calma" la publicación del mensaje y ha mostrado su apoyo a las víctimas.

Quien no ha reconocido ser el autor de esos mensajes ha sido Tomás S., porque ha asegurado no tener "ninguna cuenta en ninguna red social", y ha señalado como responsable de su aparición pública, y su vinculación a la cuenta de Twitter, al programa de televisión La Tuerka, dirigido entonces por el líder de Podemos Pablo Iglesias.

"Es el único sitio donde me han identificado como el titular de esa cuenta. Cogieron mi cara y dijeron que era el tuitero famoso", ha explicado Tomás, si bien ha reconocido que apareció previamente en un programa de Intereconomía con un rótulo con su nombre y el de la cuenta de Twitter desde la que se publicaron los insultos.

Asimismo, ha reconocido que varios políticos le denunciaron por amenazas, entre ellos el exministro Rubalcaba, la exministra Leyre Pajín o la exdiputada Tania Sánchez, pero "fueron archivadas porque no había pruebas". También ha comparecido Pilar Manjón, quien ha precisado, visiblemente afectada, que estos mensajes "no son libertad de expresión" y que a causa de ellos sufrió un "repunte" en la atención médica que recibe tras el asesinato de hijo.

Para llegar hasta estos mensajes presuntamente publicados por Tomás, la Policía tuvo que realizar un "arduo trabajo", según ha explicado un agente, para establecer vínculos entre diferentes cuentas de Twitter y Facebook donde aparecían datos de Tomás. Por todo ello, el fiscal ha considerado que está "probado" que eran los autores de los mensajes, si bien ha pedido a la Sala que tenga en cuenta, para una eventual rebaja de responsabilidad penal, que Fernando tan solo realizó un comentario.